El boom de ventas de bicicletas en Cutral Co tiene su lado B

La venta de rodados creció un 80 por ciento en la comarca petrolera. También aumentó exponencialmente la demanda en talleres de reparación. La intensa comercialización agotó el stock disponible y los pedidos demoran hasta 30 días.

El sector crece desde agosto, cuando comenzó a flexibilizarse el aislamiento social y preventivo.

El sector crece desde agosto, cuando comenzó a flexibilizarse el aislamiento social y preventivo.

El notorio incremento de bicicletas en las dos ciudades se puede observar en las calles, en especial, durante los fines de semana. Sin embargo, la prolongación de la pandemia hizo que muchas familias optaran por reparar y poner en condiciones las que ya tenían o bien, comprar una nueva.

Los comercios del ramo vieron incrementadas las ventas con respecto al año anterior en un 80 % y, en dos semanas llegaron a vender 100 bicicletas y se debe esperar hasta un mes para que las fábricas envíen los pedidos.
Para las bicicleterías –tanto de venta como los talleres de reparación- este va a ser un año difícil de olvidar en cuanto a volumen de ventas.


A pesar de haber estado más de un mes y medio sin poder abrir a principio de la pandemia, cuando las restricciones impedían todo tipo de salidas y el panorama no era alentador, con la flexibilización hubo una marcada tendencia al uso del rodado.

De manera habitual, la temporada fuerte de ventas es primavera-verano. Es decir, decir desde agosto en adelante. “A partir de ese mes vimos un rotundo cambio porque la gente se volcó mucho a la actividad. Hubo otras pero acá, fue el boom”, describió Elida González, propietaria de uno de los locales de reparación y venta de Cutral Co.

Los números la respaldan y comparó el período agosto – noviembre de 2019 donde lograron vender 160 bicis. Y este año comercializaron 360 unidades, es decir el 80 % más.

“Se ve reflejado porque mucha gente la empezó a usar para ir a trabajar y el que ya compite, la tenía. Pero también muchos se abocaron para salir a recrearse y ese crecimiento fue notorio”, indicó la comerciante.

Los clientes agotaron el stock y la demora en el envío desde las fábricas también aumentó. Antes de la pandemia, el pedido tardaba quince días en llegar. Ahora, el plazo se extendió a un mes. Las razones son el incremento de la demanda; el trabajo a mitad de personal en el principio del aislamiento o el cierre preventivo ante la aparición de algún caso. Todos estos factores hacen que el plazo de entrega se retrase.


Como este local también cuenta con taller de reparación y esa tarea también incrementó de los tres empleados se sumó otro más, más el matrimonio propietario que se dedica a la atención.
En cuanto a los precios, para niñas y niños el rango comienza en los 20 mil y se estira hasta los 40 mil. Para adultos, el piso es de 40 mil y de ahí en adelante.

Campaña de seguridad


La alta circulación de bicicletas, tanto en la zona urbana como en la rural, motivó que se organice una campaña para concientizar sobre los elementos necesarios de protección y el cumplimiento de las normas de tránsito.
Una vez que se adquiere el rodado, se les indica que el casco es imprescindible, al igual que las luces.

Luego, quienes ya pasaron de la actividad meramente recreativa a la deportiva, o con más kilometraje, se vuelcan a la indumentaria: calzas con protección, remeras, guantes y anteojos. Lo más importante es el conocimiento y respeto de las normas de tránsito para evitar accidentes: mantener la mano de circulación y respetar los semáforos.

Los robos, la contracara


Así como aumentó el parque de bicicletas, también se incrementó el número de delitos. Todas las semanas, en los partes que informa la policía, se registran robos de rodados.

Le sigue la venta en el mercado clandestino y si bien algunas se pueden recuperar, otras no logran hacerlo. Ante el costo que implican, desde el comercio se les aconseja la contratación de un seguro.

De hecho, las mismas casas aseguradoras dejan los datos y folletería para que el cliente se interiorice. También al taller llegan algunas bicicletas que las detectan como robadas. “Es que vienen pintadas y ya nos damos cuenta, por eso es importante que también se haga la denuncia”, detalló un comerciante.

Las sospechas apuntan a que este tipo de rodado se vende en las dos ciudades - Cutral Co y Plaza Huincul. Ante este escenario, los ciclistas que todo el año se dedican a la actividad se convocaron para reclamar medidas de seguridad. Desde la Policía se informó que hay “móviles fijos” en determinados puntos como la ciclovía, la zona del parque de la ciudad o la pista.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El boom de ventas de bicicletas en Cutral Co tiene su lado B