El caballo de Troya de la enmienda






De los 11 puntos que se pretenden actualizar en la Carta Orgánica, la eliminación de una elección en democracia es la que genera cierta incomodidad política.


El próximo domingo se realizarán las elecciones para renovar la mitad del Concejo Deliberante en la ciudad de Neuquén y también para que los 218.769 electores puedan decidir si se modifican 11 artículos de la carta orgánica municipal .

Hay cierta incomodidad en quienes promueven el voto a favor de la enmienda porque uno de los puntos es la eliminación de la elección de renovación por mitades del Concejo, es decir que se propone que se los vote de una vez a los 18 ediles y que duren cuatro años en sus mandatos. En realidad duran 4 años pero cada dos se cambia la mitad.

Dentro del MPN surgió un rechazo duro a este cambio por una cuestión de forma. Un grupo de dirigentes “old” adujo que se trata de una reforma porque cambia el espíritu de la carta orgánica por lo que habría que llamar a una convención. También expuso que cuando se aprobó la carta orgánica debieron librar una batalla judicial, que ganaron, cuando los diputados observaron el artículo de la renovación por mitades.

Desde una postura “teen” el partido provincial recurrió a respuestas también duras porque el mismo gobernador Omar Gutiérrez le recordó a Rodolfo Laffitte que se había quedado con las ganas de ser intendente y lo acusó de ponerse la capa de la revancha para hacer campaña por el no.

El intendente Mariano Gaido fue más cauto y se refugió en que la enmienda se aprobó por mayoría en el Concejo Deliberante donde supo encontrar acuerdo para incorporar más cambios. Se refiere a que se incluyó un límite a la duración de los mandatos de los síndicos y el defensor del pueblo por cuatro años, el mismo plazo de duración de los ejecutivos.

El grupo de políticos teen tiene sus divisiones porque dentro del invernadero de Neuquén Puede Más de Gaido se observa mucho esfuerzo por maquillar el paquete con cuestiones declarativas para tapar la eliminación de una elección en democracia.


El MPN “superador” con ex funcionarios de Quiroga, se tiene fe que pueden obtener un cómodo triunfo. Los radicales divididos medirán su aceptación.


El argumento es que como la carta orgánica no prevé suplencias, cuando un concejal se toma licencia para hacer campaña hay una parálisis en el Deliberante con la lógica de A es igual a B y B igual a C, A es igual a C. La licencia de no más de dos meses se la transforma en un año, entonces coligen que año por medio el Deliberante no trata temas delicados porque está en campaña.

Desde el conglomerado radical hay oposición cuasi filosófica a la enmienda, aunque hay exsocios que no comulgan en la misma escuela y suman argumentos prácticos a las razones por las que requiere actualizar la carta para acotar la discrecionalidad del Ejecutivo para los vetos u ordenar por cuánto se puede ratificar una medida desde el cuerpo colegiado.

La enmienda agrega que los símbolos oficiales de la ciudad de Neuquén son el escudo y la bandera municipal; se promoverán mecanismos activos dirigidos a garantizar el efectivo y real acceso igualitario de géneros a los cargos electivos municipales, respetando la diversidad; condiciones de igualdad para la discapacidad; que la presidencia y primera vicepresidencia las propone el intendente; asegura el reemplazo por género; y que los jueces, síndicos y defensor duran 4 años.

Este paquete sería como una suerte de caballo de Troya, aquella estructura de madera que los griegos regalaron a los troyanos y que estaba llena de soldados con la que derribaron los infranqueables límites de la ciudad. Ulises u Odiseo fue el héroe legendario del mito que ahora en Neuquén tiene su versión en la figura del ascendente intendente.

“Son dos elecciones”, se dice en el entorno del jefe comunal en relación co n la de concejales que podrían durar dos años y el referéndum por el sí o por el no. Respecto a la primera hay mediciones que indican que la lista del MPN doblaría al segundo y al tercero. En estos últimos lugares se ubicarían los dos radicales.

Uno de ellos está a favor y el otro en contra y como el radicalismo es radical, echaron al que está a favor. El domingo el voto dará su veredicto.


Comentarios


Seguí Leyendo

El caballo de Troya de la enmienda