El Chañar tendrá el primer hotel cinco estrellas de la provincia



#

La bodega Valle Perdido, de Muñoz de Toro, promueve sus vinos en Inglaterra y construye un hotel de lujo.

NEUQUÉN (AN) – Enero será un mes trascendente para el abogado Fernando Muñoz de Toro: lanzará en el mercado interno su vino Valle Perdido e inaugurará en El Chañar, pegado a la bodega, el primer hotel cinco estrellas de Neuquén: 18 habitaciones con vista a los viñedos y a la cava.

Valle Perdido es la quinta bodega de San Patricio del Chañar, sede de un complejo vitivinícola financiado por el Estado que incluye dos establecimientos más, en ciernes.

Pertenece a Muñoz de Toro Patagonia SA, integrada por el mencionado abogado y su esposa, Virginia Alimonda.

El complejo se completa con un spa con todos los servicios (sauna, ducha escocesa, gimnasio, masajes, pero sobre todo vinoterapia).

El 'winemaker' Alberto Antonini (creador del reconocido Altos Las Hormigas) fue el responsable del vino que se hace en Valle Perdido, junto a otros dos enólogos, Héctor Durigutti y Eduardo Cáceres Caballero.

En el mercado inglés ya disfrutan del vino de los Muñoz de Toro, pero en Argentina habrá que esperar unos meses.

Estima que hacia finales de diciembre o principio de enero estarán

a la venta las botellas de un sauvignon blanc 2007, chardonnay roble 2007, un malbec rosé 2007, pinot noir 2007, malbec 2006, cabernet sauvignon/merlot 2006 y el reserva Patagonia malbec 2006.

Una característica: los vinos de la cosecha 2007 vienen en botellas de tapa a rosca, lo que constituyó todo un desafío porque no había fabricantes en Argentina y hubo que apelar a Chile.

Valle Perdido acaba de sumar 96 hectáreas a su finca y se dispone por

estos días a realizar las plantaciones de otras cepas, como petit verdot, cabernet franc y syrah.

Muñoz de Toro explicó, en una recorrida realizada el viernes pasado, con los viñedos como telón de fondo, que eligieron el público inglés como avanzada porque se trata de un mercado altamente competitivo y de excelencia. La idea es enviar a la isla un mínimo de 40.000 botellas.

Para conocer este nuevo vino neuquino habrá que esperar a enero; hasta entonces será un misterio para el mercado doméstico.

Lo que no da lugar a dudas es la calidad del hotel porque su edificio en construcción ya da señales de distinción. Será el primer cinco estrellas de la provincia, lo que obliga a cumplir hasta el último requisito.

A modo de medialuna, fue construido delante de la bodega, como para dominar el valle. Junto con el winebar, el restorán y el spa conforman una unidad de cinco pisos, pero está diseñado de tal manera que se garantiza la independencia, que será hasta visual.

Una pileta “in and out” está llamada a ser la gran atracción del complejo, tanto durante el crudo invierno como en el tórrido verano de El Chañar.

Apuntan especialmente al mercado internacional, pero también al exclusivo enoturismo y a la gente de paso (turistas o petroleros) que consumen servicios de alta gama.

El complejo, único en su tipo, da por estos días empleo a más de 100 personas y el complejo, en funcionamiento, será alternativa laboral para medio centenar.


Comentarios


El Chañar tendrá el primer hotel cinco estrellas de la provincia