El complejo costero de Huergo cerró una gran temporada

La ribera del río Negro se llenó en verano gracias a su doble oferta: balneario municipal y la pileta de un gremio. Con tarifas accesibles, convocaron a más de 50.000 personas.



Almuerzo en la costa. Un clásico de los que buscan tranquilidad el fin de semana

El otoño no es excusa para no disfrutar al aire libre. Con un abanico de ofertas en la costa del río Negro, Huergo apuesta a fortalecer su perfil turístico con propuestas para que el área sea utilizada no sólo en verano, sino a lo largo de todo el año.

En un mismo sector conviven el balneario municipal y el complejo con piletas del gremio de los trabajadores del hielo. Se complementan y generan una oferta turística que durante el verano convocó a unas 50 mil personas.

Con costos accesibles para las familias,los dos lugares se transformaron en un punto atractivo para quienes buscan descanso y recreación en un marco natural yc on buenos servicios.

Los números hablan por sí solos. Al balneario municipal Fortín Lagunita ingresaron unas 40 mil personas en el verano. El mayor número se registró los fines de semana, con un promedio de entre 2.500 y 3.000 personas.

En el complejo con piletas de Sthimpra, lo hicieron unas 1.000 personas por fin de semana.

Ambos lugares están juntos al sur de Huergo, sobre la costa del río Negro. Se accede por una calle rural a la que se accede por el colector sur de ruta 22 , para luego recorrer otros tres kilómetros por una calle pavimentada hasta el río.

Al llegar, en primer término se encuentra el complejo de Sthimpra. Unos 200 metros aguas abajo del río se ubica el balneario.

Una de las ventajas de Fortín Lagunita es que el sector de playa se encuentra sobre un brazo del río Negro, por lo que la fuerza de la corriente no es tan importante como en el cauce principal.

El predio tiene varias hectáreas arboladas dondense distribuyen las parrilleras y mesas. También cuenta con sectores de juegos para chicos y grandes.

Una de las principales atracciones es un tobogán de agua de casi cuatro metros de altura. Desde hace dos años se habilitó cerca de la playa una confitería donde se pueden disfrutar de algunos platos y bebidas.

A la oferta de acampar se suma la posibilidad de pasar la noche en el lugar alquilando los “dormis”. Dos pabellones sanitarios añadean el servicio de duchas de agua con agua caliente.

El complejo del gremio de los trabajadores del hielo abarca cuatro hectáreas y cuenta con una densa arboleda con parrilleras y mesas, dos piletas, una semiolímpica y otra destinada a los más chicos, pabellones sanitarios y duchas con agua caliente. Hay amplio espacio para el estacionamiento.


Sombra y juegos

La costa bajo la frondosa sombra de los sauces mimbres hace de Fortín Lagunita un sitio ideal para pasar el día en familia.

Allí abajo se distribuyen en forma espaciada las parrillas y los domingos al mediodía el humo de los asados le brinda otra característica al lugar.

Mientras la carne se prepara, los chicos disfrutan de los juegos. Luego del almuerzo, todos bajan al río.


Comentarios


El complejo costero de Huergo cerró una gran temporada