El debate: ¿barbijos sí o no?



Paul Ricard *

Llevaremos todos barbijos pronto? Después de haber repetido que eran ineficaces contra el coronavirus cuando no se está enfermo, varios países cambiaron de discurso e instaron a llevarlos, lo que ha creado mucha confusión.


El cambio de estrategia más espectacular ocurrió en Estados Unidos el viernes. El presidente Donald Trump anunció que las autoridades sanitarias aconsejan ahora a todos los ciudadanos cubrirse el rostro al salir de casa.
“Se produjo una verdadera inflexión en Estados Unidos y la OMS está revisando sus recomendaciones”, declara el profesor KK Cheng, especialista de salud pública en la Universidad de Birmingham (Reino Unido), favorable al uso generalizado de la mascarilla.


Desde el inicio de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y numerosos gobiernos repiten sin cesar que las mascarillas o barbijos solo son para el personal sanitario, los enfermos y su entorno cercano, basándose en datos científicos, según ellos.

Pero para los expertos que están a favor de su uso generalizado, este discurso tenía como objetivo evitar que la gente se apresurara a comprar las mascarillas reservadas a los sanitarios (máscaras quirúrgicas y las FFP2, de mayor protección), que escasean en muchos países.
En Asia, donde el uso de este tipo de protección está muy extendido, la reticencia de los países occidentales sorprendió.


“El gran error de Estados Unidos y Europa, para mí, es que la gente no lleve máscaras”, afirmó recientemente el jefe del Centro chino de Control y Prevención de Enfermedades, Gao Fu, en una entrevista en la revista Science.
Desde entonces, las posiciones oficiales han ido evolucionando, suscitando la incomprensión de la población.


También cobra mayor peso la hipótesis según la cual el coronavirus se podría transmitir a través del aire exhalado (los llamados “aerosoles” en la jerga científica).
Esta forma de transmisión todavía no ha sido probada científicamente. Pero se sospecha que “el virus puede propagarse incluso cuando las personas simplemente hablan en lugar de toser o estornudar”, aseguró a la cadena Fox News el especialista Anthony Fauci, asesor de Donald Trump.


Si se confirma, esto explicaría por qué este virus es tan contagioso, y es transmitido por enfermos sin síntomas. Para evitar agotar las existencias de los productos médicos, también sirven las mascarillas hechas en casa o por fabricantes textiles. Según los científicos, sirven para evitar contaminar a los otros pero no para protegerse de la enfermedad.

* Periodista de AFP


Comentarios


El debate: ¿barbijos sí o no?