“El déficit de la UNC: herencia de los 90 y mala gestión actual”



La carta destacada

Este tema inevitablemente me recuerda a la época de la militancia universitaria. Mucho se habla sobre el déficit presupuestario de la Universidad Nacional del Comahue, en este caso. Quiero aclarar que el mismo viene desde al menos la década del 90, cuando Jorge Lara era secretario de Hacienda en la Gestión de Pablo Bohoslavsky.

En principio siempre argumentaban que la principal causa del mismo era la mala sobreliquidación del sueldo docente. Liquidaban el concepto zona sobre el básico más antigüedad y Nación sólo reconocía la liquidación sobre el básico.

Cuando la gestión de Teresa Vega quiso corregirlo, recuerdo que había grupos que participaron de la marcha que la acusaron de querer hacer un ajuste y muchas cosas más relacionadas a esos conceptos. Si se cobro de más, ¿es ilógico devolver lo que cobraste de más? Conclusión: siguió sin solucionarse el tema. Del 2006 a la fecha (época de la que tengo más conocimiento) todos los años se debieron pedir refuerzos presupuestarios para que cerrara el mismo.

El actual rector de la UNC, Gustavo Crisafulli, lleva ya dos años al frente de la casa de estudios. Antes de asumir como autoridad era funcionario del Ministerio de Educación de la Nación. ¿Qué hizo entonces por solucionar el tema del déficit en las universidades nacionales? Ya en el 2012 el déficit ascendía a 46 millones. Se hizo un convenio con la Secretaría de Políticas Universitarias para poner en marcha un plan de ajuste hasta el 2016 que consistía en disminuir el gasto en personal como consecuencia del ahorro generado por la no cobertura de los cargos vacantes por motivo de jubilaciones, eso en el 2012. Para el año 2013 se proyectaba la no cobertura de cargos vacantes por jubilaciones. La misma Secretaría de Políticas Universitarias ya proponía un ordenamiento en 2012-2013.

A contracorriente de esta situación, la Universidad Nacional del Comahue destina aproximadamente el 97% del presupuesto a sueldos y el 3% restante a funcionamiento, proyectos y becas. En otras universidades la relación es 85% para sueldos y el resto para funcionamiento y proyectos, etc.

Se sabe que el actual rector, metió 150 contratos no docentes en la planta de la Universidad. ¿Cuánto le cuestan esos contratos a la institución?

El presupuesto 2016 aprobado habla de un crecimiento real de la masa salarial del orden del 10%. Teniendo en cuenta que la inflación anual ronda el 40% y que el índice real se calcula descontando el nivel de inflación, la única que queda pensar es que se siguió aumentando la planta de trabajadores. En los corrillos políticos se dice que la gente se choca en los pasillos. Debe ser de tanto trabajar.

Gabriel Lihue Correa

DNI 31.359.589

Exestudiante y dirigente de la UNC

Gabriel Lihue Correa

DNI 31.359.589

Exestudiante y dirigente de la UNC

Roca


Comentarios


“El déficit de la UNC: herencia de los 90 y mala gestión actual”