El desarrollo profesional de la mujer: ¿una deuda en Argentina?

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Adecco Argentina realizó un análisis de la situación actual de la mujer en el trabajo y cuáles son las perspectivas futuras sobre el liderazgo femenino.



A pesar de los avances, las costumbres y los preconceptos, todavía se suelen presentar barreras reales e intangibles para el desarrollo de carrera de las mujeres. Adecco Argentina, filial de la empresa líder en el mundo en consultoría integral en Recursos Humanos, realizó un análisis sobre el liderazgo femenino en Argentina.

Situación actual


Más de la mitad de los argentinos creen que la maternidad y los estereotipos son los factores que más influyen en el desarrollo profesional de la mujer. Respecto a esto, Alexandra Manera, Directora de RR. HH. del Grupo Adecco para Argentina y Uruguay, expresó: “Soy una ferviente convencida que cuando hay talento y buena performance, la maternidad no puede ser un inconveniente para seguir creciendo y avanzando en la carrera profesional”.

Las mujeres han experimentado un gran progreso, pero aún hay un largo camino por recorrer y es evidente la necesidad de aumentar su participación en la alta dirección”


Alexandra Manera, Directora de RR. HH. del Grupo Adecco para Argentina y Uruguay

Los resultados de un estudio realizado por la compañía muestran que sólo 4 de cada 10 puestos de alta dirección son ocupados por mujeres.
Sin embargo, 7 de cada 10 encuestados sienten que se valora de igual forma a las mujeres que a los hombres. Además, el 72% cree que las mujeres aportan una visión diferente para la resolución de problemas en el trabajo.

Un 23% respondió que no consideran que haya igualdad laboral entre hombres y mujeres. Los motivos más relevantes seleccionados por los encuestados fueron los siguientes: el 42% afirmó que es por el mito de que las mujeres están menos calificadas que los hombres para realizar un trabajo, otro 33% cree que la opinión de las mujeres es menos valorada y el 32% plantea el tema de la maternidad y la dificultad para conciliar la vida familiar y laboral.

Asimismo, un 30% cree que es porque cobran menos sueldo, el 24% porque las mujeres no ocupan puestos gerenciales y el 12% porque son víctimas de acoso.

Maternidad: ¿una barrera para el desarrollo profesional?


Por otro lado, la discriminación en el ámbito laboral no pareciera estar jugando un rol clave al momento de desarrollarse profesionalmente (26%). Sin embargo, las mujeres que así lo sienten (33%) casi duplican a los hombres (18%).

2019: ¿un año de cambios?


El 54% afirma que ha mejorado la situación de la mujer en el mercado laboral en los últimos 15 años y mucho, mientras que otro 32% opina que sólo un poco. Para el 5% se ha mantenido estable y para el 3% no ha mejorado. Sólo el 1% cree que empeoró el rol de la mujer.

“Las mujeres han experimentado un gran progreso, pero aún hay un largo camino por recorrer y es evidente la necesidad de aumentar su participación en la alta dirección”, agregó Manera.

Numerosas experiencias demuestran que cuando las compañías asumen el compromiso para trabajar en pos de reducir las brechas de género y promover la diversidad dentro de las organizaciones consiguen tener un mayor entendimiento de los mercados, así como también mejores resultados en términos de clima laboral, sentido de pertenencia, motivación y satisfacción de los colaboradores y colaboradoras.

Datos

4
de cada 10 puestos de alta dirección son ocupados por mujeres. Aunque su rol mejoró dista de ser el ideal.
72%
de los encuestados cree que las mujeres tienen otra visión para resolver los problemas.

Comentarios


El desarrollo profesional de la mujer: ¿una deuda en Argentina?