El "día K" de los ingleses

#

Kate Moss arrasó con su colección.

LONDRES (DPA) - Cuando la supermodelo Kate Moss se presentó ataviada en un vestido rojo entre los maniquíes del escaparate, se alzaron los teléfonos celulares con cámara de fotos y cientos de gargantas comenzaron a gritar. La colección diseñada por la rubia top model británica para la cadena Topshop salió a la venta ayer, en 225 filiales de Gran Bretaña. Ya en la presentación, la noche del lunes en Londres, cientos de mujeres, que esperaron hasta siete horas de cola, se abalanzaron sobre las prendas y compraron lo que pudieron. Ir de compras parece ya un deporte de riesgo.

Nadie quiso confiar en la buena educación inglesa para el "Día K". Numerosos policías vigilaron a la masa en torno a la sede central de Topshop en Oxford Street. Y se establecieron reglas muy estrictas: Nadie podía adquirir más de cinco artículos ni probarse más de ocho. El diario "The Independent" analizó así la situación: "Todos queremos mostrar ese poco de Kate Moss que llevamos dentro".


Comentarios


El «día K» de los ingleses