El discurso de Aguad



Es repudiable que en el Día de la Armada el ministro Aguad -quien no tiene experiencia relevante alguna y estuvo de vacaciones durante los hechos- decida criticar la destreza marina de los 44 tripulantes del ARA San Juan, especialmente cuando el Ministerio que dirige no actuó de inmediato para socorrerlo.

Supongamos que los dichos d el ministro fuesen acertados. Si los tripulantes no estaban adiestrados, ¿por qué se los mandó navegar en un mar tormentoso? ¿No sería quizás para llegar a Mar del Plata a tiempo para celebrar la apoteosis de Mauricio Macri quien esperaba allí la llegada del submarino el Día de la Soberanía? Dejando estas especulaciones de lado, es sin embargo curioso que de golpe y porrazo el énfasis de las causas del naufragio haya cambiado de las reconocidas fallas técnicas (las baterías recicladas de CFK, por ejemplo) a una hipotética falla humana. ¿Es tan difícil admitir que Marcos Peña aceptó de puño y letra que el submarino estaba en condiciones de navegar?

Leonardo Peusner

DNI 571.871

Mar del Plata


Comentarios


El discurso de Aguad