El dólar equilibrado

En el sector donde operan bancos y empresas, la divisa estadounidense cerró a 3,490 pesos, frente a los 3,485 de ayer. En las principales casas de cambio, por su parte, se exhibió un valor casi uniforme de 3,47 pesos para la compra y 3,50 el tipo vendedor.



El dólar se mostró algo más entonado producto de los pedidos para atender vencimientos de obligaciones externas, pero las intervenciones del Banco Central mantuvieron a la divisa dentro de un estrecho rango de fluctuación.

Según los operadores, el Banco Central participó en el desarrollo de los negocios para evitar movimientos que superen el rango actual de precios. Entre los cambistas se sostiene que la proximidad del fin de mes comenzó a alimentar una corriente compradora destinada a cubrir posiciones que deben liquidarse el próximo viernes.

Gustavo Quintana, de la firma López León, dijo que el monitoreo de la autoridad monetaria establece un sendero muy estrecho por el que debe deslizarse el tipo de cambio, en un proceso de ajuste gradual que no resigna la actualización de los valores en un contexto internacional que todavía no se ha despejado definitivamente.

A sólo dos jornadas cambiarias para finalizar el mes, el dólar acumula en el período una suba de tres centavos o del 0,86 por ciento respecto de los valores de fin de diciembre.  

“El dólar está más entonado, en suba, aunque siempre de manera escalonada y suave”, explicó un cambista en momentos que el mercado absorbe con cierta fluidez los ingresos provenientes de los exportadores.

En la plaza financiera los préstamos entre bancos de primera línea tuvieron un costo del 11,05 por ciento anual y en el segmento de los depósitos se ofreció a pequeños y medianos ahorristas un rendimiento promedio del 1,01 por ciento mensual, equivalente al 12,34 anual.

Los grandes inversores o aquellos que disponen de un millón de pesos o más lograron una tasa promedio del 11,25 por ciento anual en bancos públicos y del 13,31 en entidades privadas.


Comentarios


El dólar equilibrado