Policía desaparecido: el fiscal imputa a cinco agentes por allanamiento ilegal

Dos uniformados revisaron la habitación del oficial desaparecido y su computadora sin ninguna autorización. Guillermo Lista está a cargo de una causa aparte que se desprende de la desaparición del policía.




#

El fiscal Guillermo Lista sigue una de las investigaciones.(Foto: Gentileza )

El fiscal imputa a cinco agentes por allanamiento ilegal

Policía desaparecido: el fiscal imputa a cinco agentes por allanamiento ilegal

El fiscal Guillermo Lista promovió acción penal contra cinco integrantes de la Policía de Río Negro por considerar que tuvieron diferente grado de participación en el allanamiento ilegal y otras irregularidades en la investigación por la desaparición del agente policial Lucas Muñoz.

El MInisterio Público informó a través de un comunicado de prensa, que los agentes y altos jefes policiales (cuyos nombre no precisó), están acusados además de “haber alterado prueba”.

“DeBariloche” pudo conocer extraoficialmente que los cinco imputados son los oficiales del cuerpo de Seguridad Vial, Irusta y Morales, los comisarios Jorge Elizondo (jefe de la Comisaría 42), David Paz (jefe de Seguridad Vial) y Manuel Poblete (segundo jefe de la Regional Tercera). Los dos oficiales estarían imputados por el allanamiento ilegal y los jefes por otras irregularidades.

Entre estos imputados no se encuentra otro de los subcomisarios apartados, José Jaramillo, quien oficiaba de tercer jefe de la Comisaría 42.

Lista lleva adelante la investigación por presuntas irregularidades que se desprende de la causa original por la desaparición del oficial de la Policía, Lucas Muñoz, que lleva adelante el fiscal Martín Govetto.

Según el fiscal Lista, esta imputación se sustenta en dos hechos diferenciados. El primero sucedió el 14 de julio pasado, cuando dos agentes policiales se constituyeron en el domicilio de la calle Moreno al 500, en momentos en que Muñoz ya estaba siendo buscado.

Durante una hora, los hombres ingresaron a la habitación que ocupaba Muñoz para revisar su computadora, los placares, la mochila y carpetas con documentación diversa. Toda esta requisa se realizó “sin orden escrita y fundada por autoridad judicial alguna y por fuera de las formalidades previstas por la ley”.

Luego se constató en la Comisaría 42, donde prestaba funciones de oficial de servicio Muñoz, “la evidente adulteración del parte diario de novedades, a través del reemplazo de, por lo menos, siete folios originales, por otros pertenecientes a un cuaderno distinto”, indicó el Ministerio Público.

Agregó que ese parte policial de la Comisaría “fue suscripto al finalizar el día 17 de julio por el responsable de la unidad sin una sola mención o constancia de semejante anomalía que configura un ilícito penal sobre un instrumento público”.

Para el fiscal existió “un accionar por parte de ciertos integrantes de la fuerza policial de jerarquía superior, que al parecer denota un funcionamiento irregular, posiblemente configurativo de ilícitos penales consistentes en entorpecer e interferir sobre las declaraciones de personal subalterno de la fuerza en torno de las averiguaciones que se están llevando a cabo para establecer el paradero del oficial Lucas Muñoz, además de estar propiciando una investigación paralela”.

El fiscal solicitó una serie de medidas que están siendo ejecutadas por el juzgado a cargo de Bernardo Campana.

En cuanto a la intervención de las fuerzas federales de seguridad, Lista expresó que fueron los propios integrantes de la policía rionegrina quienes le manifestaron la necesidad de convocarlos, garantizando así la transparencia de la investigación.


Comentarios


Policía desaparecido: el fiscal imputa a cinco agentes por allanamiento ilegal