El Gobierno busca congelar los precios de 900 productos para intentar contener la inflación

Feletti impulsa la iniciativa. Sería en acuerdo con las cadenas productivas y de comercialización. Habría una ampliación de Precios Cuidados. Febriles reuniones en Comercio Interior.




El Gobierno de Alberto Fernández pretende alcanzar un acuerdo con productores de alimentos y supermercados para que no haya aumentos de precios en distintos rubros de consumo masivo hasta el 7 de enero próximo.

Esto forma parte de las negociaciones que está estableciendo el flamante secretario de Comercio Interior de la Nación, Roberto Feletti, con los representantes de las alimenticias, productoras de artículos de higiene personal y principales cadenas de supermercados.

“El acuerdo que se propone es mantener los precios entre octubre y el 7 de enero”, le dijo a este medio una calificada fuente de Comercio Interior con conocimiento de las negociaciones que comenzaron este mismo miércoles.

Si finalmente se llega a un acuerdo o el Gobierno decide establecer las nuevas condiciones por decreto, no podrá haber variaciones en los precios de las listas de alimentos, bebidas, higiene y limpieza que llegan a los supermercados y almacenes de barrio.

El objetivo de Feletti es que empresarios y supermercadistas amplíen el listado de productos de Precios Cuidados, para llevarlo de 670 a 900. Y en paralelo, habría una retroactividad al 1 de octubre, por lo que los precios que subieron desde entonces deberán retroceder.

En su primer día como secretario de Comercio Interior, Feletti recibió desde las 10:00 a representantes de unas treinta treintena empresas productoras de alimentos, de artículos de limpieza y de higiene personal.

Y una hora y media después, fue el turno de los representantes de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), en las que están las principales cadenas; y la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), que agrupa a las cadenas del interior y más chicas.

De ese segundo encuentro también fueron participes referentes de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (Fasa); la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam) y la Federación de Almaceneros.

“Hay cuestiones objetivas: la economía va a crecer mucho este año, está terminando la pandemia y en el último trimestre siempre hay mayor consumo. Hay factores objetivos que amplían el mercado, la demanda”, le explicó un funcionario de Comercio Interior a este medio.

Lo que no puede pasar, según el Gobierno nacional, es que el incremento de las ventas de productores y supermercados se haga en un escenario con “condiciones que perjudiquen a los consumidores”.

Cada fin de año, el consumo aumenta y generalmente se da un pico de inflación que ahora el Gobierno quiere evitar para que el dato anual cierre efectivamente cerca del 45% como se pronosticó en el Presupuesto 2022 y no por encima del 50%.

El traspié que hubo en septiembre hizo que el Gobierno recalculara su estrategia y decidiera endurecerse frente a quienes ha denominado como “formadores de precios”. En paralelo, desaceleró el nivel de emisión monetaria respecto de las previsiones electorales que se habían hecho después de la derrota electoral.

Feletti (quien fue oficializado este mismo miércoles a través del Decreto 703) y sus colaboradores entienden que hay “un espacio para la convergencia de los intereses de los empresarios con los intereses de los consumidores”. Y esto cuenta con apoyo de presidente Alberto Fernández y del jefe de Gabinete, Juan Manzur.
“No estamos en contra de que los sectores productivos y comerciales tengan ganancias, pero tampoco que eso ocurra a expensas o en perjuicio de la ciudadanía. Entonces, el objeto es bajar la incidencia de la canasta básica alimentaria sobre los ingresos y los salarios”, explican en Comercio Interior.

Para el Gobierno, si no se realizan acuerdos o no se toman medidas tempranas (respecto de, por ejemplo, las fiestas de fin de año) puede ocurrir una vez más que el peso de la canasta de consumo termine siendo mayor en la economía familiar al comenzar 2022.


Corresponsalía Buenos Aires


Comentarios


El Gobierno busca congelar los precios de 900 productos para intentar contener la inflación