El Gobierno dio marcha atrás con los recortes en el cobro del IFE de junio

Fue una de las exigencias de los gobernadores de todo el país, tras una reunión virtual que mantuvo el presidente Alberto Fernández anoche con los mandatarios provinciales. Comenzará a pagarse en los próximos días. Los beneficiarios de Río Negro y Neuquén serán poco más de 228.000 personas.



El presidente respondió al auxilio de los gobernadores.

Finalmente, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que alcanzó en mayo a casi 9 millones de personas, tendrá en junio un tercer pago en todo el país, sin recorte de beneficiarios.

Fue una de las exigencias de los gobernadores, tras una reunión virtual que mantuvo el presidente Alberto Fernández anoche con los mandatarios provinciales.

De esta manera el Gobierno da marcha atrás en la decisión de recortar este beneficio en las provincias y/o departamentos del interior en los que se había avanzado a la etapa de distanciamiento social (DISPO).

La medida, ahora vuelta atrás, había sido determinada la semana pasada en una reunión ampliada de gabinete en la que participaron el presidente de la Nación, los ministros Martín Guzmán (Economía) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), junto a la titular de la Anses Fernanda Raverta. El costo iscal de las medidas de ayuda para contener los efectos negativos de la pandemia fue en ese momento el argumento del recorte sobre el IFE.  

Con el pago total del IFE de junio, que comenzará a abonarse después del 15 de julio, el Gobierno desembolsará cerca de 90.000 millones de pesos para los 8,9 beneficiarios de este subsidio. Tomando en cuenta los tres meses de aplicación, el gasto total, sólo por esta medida, asciende a los 270.000 millones de pesos, cifra equivalente a unos 4.000 millones de dólares o 0,8% del Producto Bruto Interno del país.

Lo que pretendía el ministro Guzmán era una reducción en el tercer desembolso, continuando su pago sólo en los distritos que se encuentran en zonas con ASPO. De esta manera, el Estado, se ahorraría en el programa un 54% de su costo inicial que equivale a unos 47.000 millones de pesos. En el caso de Río Negro y Neuquén las transferencias iban a alcanzar a casi 125.000 beneficiarios, cifra que representa el 54% de los que percibieron ayuda en abril.

Pero los acuerdos políticos pudieron más que las exigencias del ministro de Economía.

El presidente necesita mostrar una postal de unidad con los gobernadores en una etapa decisiva de la renegociación de la deuda externa.

El nuevo anuncio satisface una de las exigencias de los mandatarios del interior, que dejaron transmitir su preocupación ante la posibilidad de que el programa de emergencia, que consiste en el pago de $10.000 a desocupados y trabajadores en negro, quede limitado a las regiones del país que siguen en la etapa de cuarentena estricta, tal como lo había anunciado el Gobierno Nacional en las últimas semanas.

Datos clave

2.200
son los millones de pesos que llegarán a al región de Río negro y Neuuqén por el pago completo del IFE del mes de junio.
24%
los beneficiarios del IFE en las dos provicias representan el 24% de la población total.

"El IFE significa que millones de argentinos no caigan en la pobreza, es una herramienta de emergencia que no vamos a poder darlo siempre", dijo el Presidente, al abrir el encuentro. "Esto no reemplaza la creación de empleo, hay que aprovechar este tiempo para reactivar todas las actividades que empiezan a generar empleo", completó el jede de Gabinete Santiago Cafiero.

La noticia del pago total del IFE estuvo acompañada por el compromiso de una transferencia de $10.000 millones en Aportes del Tesoro Nacional (ATN) a las Provincias. Cabe recordar que este paquete es parte de un auxilio de $ 60.000 millones lanzado en el inicio de la la crisis generada por la pandemia.


Comentarios


El Gobierno dio marcha atrás con los recortes en el cobro del IFE de junio