Más de 100.000 beneficiarios dejan de cobrar este mes el IFE en la región

Ajustes económicos por parte del Gobierno Nacional y cambios en las condiciones sanitarias dentro de cada provincia definieron este nuevo escenario. También hay una sensible reducción en la ayuda a empresas con el pago de sueldos. Las ciudades cordilleranas, entre las más afectadas.



Bariloche es una de las ciudades que se verá muy resentida por esta disminución de la ayuda de la Nación.

Los instrumentos puestos en marcha por el Estado Nacional buscando mitigar los efectos adversos de la pandemia generaron cierto alivio sobre los sectores más vulnerables de la sociedad y la actividad económica en general.

Sin embargo, el daño en estos poco más de cien días de cuarentena ha sido enorme y la ayuda no alcanza como para poder compensar los quebrantos familiares y empresariales.

En forma directa -a través del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP)- e indirecta -con créditos a tasa cero- poco más de 324.400 personas en Río Negro y Neuquén fueron favorecidas con este tipo de herramientas en los momentos más estrictos de la cuarentena. La cifra representa cerca del 24% del total de la población o la ayuda a una persona por familia tipo en cada una de estas dos provincias.

Los datos surgen de un reciente informe, elaborado por los economistas Marcelo Capello y Laura Caullo, de Fundación Mediterránea, tomando como base las estadísticas oficiales de los ministerios de Desarrollo Productivo y Trabajo de la Nación.

En el caso de Río Negro, la cantidad de beneficiarios por estos tres mecanismos mencionados alcanzó durante abril a las 161.177 personas. En Neuquén esta cifra llegó a los 159.229 individuos. Durante mayo y junio la ayuda comenzó a mermar producto de la falta de disponibilidad de fondos por parte el Gobierno Nacional, como así también por los cambios en las condiciones sanitarias dentro de cada provincia que permitieron las aperturas de algunas actividades.

Proyecciones basadas en estos dos últimos conceptos hacen prever que la ayuda nacional correspondiente al mes de junio, a través de estas tres medidas aplicadas, se acotará a menos de 200.000 beneficiarios para ambas provincias. Es decir, se ubicaría en niveles del orden del 60% de lo que llegó a ser en abril.

Cabe recordar que este tipo de sistemas de ayudas son dinámicos en su concepción. Esto quiere decir, por ejemplo, que algunas empresas recibieron el beneficio en abril, pero no en mayo, y viceversa. Las estadísticas dadas a conocer en el informe de Fundación Mediterránea señalan que, a nivel país, tomando en conjunto los dos meses de asistencia (abril y mayo), se registran 310.000 empresas que recibieron al menos un pago del salario complementario, y poco más de 2,8 millones de asalariados fueron beneficiados al menos con un mes el salario complementario establecido en el marco del programa ATP.

Menos transferencias

En esta línea, el Gobierno Nacional estima para el tercer desembolso de los ATP una reducción en su cobertura, continuando su pago pleno sólo en los distritos que se encuentran en zonas con el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO). El área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la provincia de Chaco, el departamento de General Roca (Río Negro) y el aglomerado de Neuquén capital (que incluye Plottier y Centenario), continúan en (ASPO); el resto del país avanzó a la etapa de distanciamiento social (DISPO) reduciéndose la asistencia social. Es decir, en aquellos lugares donde la cuarentena ha sido flexibilizada, el tope de la ayuda estatal para los sueldos de junio será de hasta un único Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) por trabajador (16.875 pesos).

Con esta reestructuración, las estimaciones del estudio de Fundación Mediterránea señalan que el Estado se ahorraría en el tercer período del programa de ATP alrededor de 4.000 millones de pesos.

Este nuevo escenario perjudica sensiblemente a la región cordillerana (Bariloche, San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Villa La Angostura y El Bolsón, entre otras) lugares donde, perdiendo la temporada invernal, el sector privado resigna beneficios de los ATP. Los quebrantos en la región serán importantes teniendo en cuenta el crítico contexto que atraviesan estas localidades turísticas. Lo mismo ocurre con ciudades como Viedma o el centro de Neuquén, cuyas industrias y comercios dejan de percibir a pleno este tipo de ayuda.

Por su parte, el IFE que fue otorgado en sus dos primeras rondas a 8.839.044 beneficiarios a nivel nacional, en junio también tendrá restricciones. Más de un tercio de los bonos fueron entregados a residentes de la provincia de Buenos Aires (36,4%), seguido por Córdoba (8,4%), Santa Fe (7,4%), Tucumán (4,4%) y Salta (4,1%). Mientras aún se paga la segunda ronda del IFE, en su primera entrega arrojó un costo fiscal de 88.390 millones de pesos. El estudio señala que, sumando los dos primeros desembolsos correspondientes a abril y mayo, el programa acumula un costo fiscal de 176.781 millones equivalente al 0,7% del PBI.

Para el tercer desembolso, que corresponde a junio, se prevé una reducción en su cobertura, continuando su pago sólo en los distritos que se encuentran en zonas con ASPO. De esta manera, el Estado, se ahorraría en el programa un 54% de su costo inicial que equivale a unos 47.000 millones de pesos. En el caso de Río Negro y Neuquén las transferencias alcanzarán a casi 125.000 beneficiarios, cifra que representa el 54% de los que percibieron ayuda en abril.


¿Quiénes y cómo se cobrarán los ATP de junio?


Para las regiones que se encuentran en ASPO, el programa ATP plantea cuatro situaciones distintas en junio de acuerdo a los criterios establecidos para abril y mayo.

- En primer lugar, a quienes ganan neto menos de un SMVM, el Estado le cubre el 100%. Aquí se encuentra aproximadamente el 15% de los beneficiarios de la ATP.

- En segundo orden, a quienes ganan entre uno y dos SMVM (entre $16.875 y $33.750) el Estado asiste con un SMVM. De este modo, en los asalariados cuya remuneración está levemente por encima de $16.875, la cobertura por parte del Estado es cercana al 100%, en tanto que en quienes se acercan a dos SMVM la cobertura es cercana al 50%. Aquí se encuentra alrededor del 28% de los beneficiarios de la ATP.

Datos Clave I

141.000
millones de pesos es el costo fiscal estimado que presentará el programa ATP para el período abril-junio 2020.
3,6%
es la participación que tuvieron los beneficiarios del programa en Río Negro y Neuquén respecto del total del país.

- En tercer lugar, a quienes ganan entre dos y cuatro SMVM (entre $33.750 y $67.500) el Estado le cubre exactamente el 50% del salario. Aproximadamente el 42% de los beneficiarios de la ATP se encuentra en esta situación.

- Por último, a quienes ganan más de $67.500 el Estado le cubre un máximo de dos SMVM ($33.750).

En aquellos lugares donde la cuarentena ha sido flexibilizada  (DISPO), el tope de la ayuda estatal para los sueldos del sector privado de junio será de hasta un único SMVM por trabajador.


Fuerte caída de beneficiarios del IFE en nuestra región


Entre las medidas de asistencia adoptadas por el Gobierno Nacional se destacó, en primer lugar, la instrumentación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que establece una asistencia de $10.000 para monotributistas sociales, monotributistas categorías A y B, trabajadores informales, trabajadoras de casas particulares y desocupados, compatible además con el cobro de la Asignación Universal por Hijo, la Asignación por Embarazo y el programa Progresar.

En las provincias de Río Negro y Neuquén se vieron beneficiados en abril -mes de cuarentena estricta- 228.727 personas. Para junio esa cifra caerá a poco más de 124.800 personas.

Datos Clave II

10.000
es la asistencia que establece, mensual y en pesos, el IFE para cada uno de los beneficiarios que se adhieren.
54%
es el proporcional de beneficiarios de la región que cobrarán el IFE de junio respecto de abril.

Si bien el IFE tiene una naturaleza transitoria que pretende asistir a aquellas personas perjudicadas por la reducción de sus ingresos por la caída de la actividad y el aislamiento, se evalúa que el mismo evolucione hacia un Ingreso Ciudadano Universal (ICU), que sea de carácter permanente. Aún se desconoce cómo será su implementación, monto y destinatarios, aunque se prevé que podría alcanzar a poco más de 3 millones de personas. Debe evaluarse cuidadosamente su costo fiscal, dada la necesidad de alcanzar superávit una vez que pase el efecto de la pandemia.


Créditos a tasa cero no llegaron a los más necesitados


Los créditos a tasa cero están destinados a independientes y autónomos. Cuentan con un período de gracia de 6 meses y se pueden abonar en 12 cuotas fijas sin intereses.

La iniciativa continúa abierta y se puede iniciar el trámite hasta el 31 de julio. Establece, dos requisitos para comenzar a tramitarlo: contar con una Clave Fiscal con nivel de seguridad 2 y tener registrado un Domicilio Fiscal Electrónico.

Hasta el momento, más de 300.000 trabajadores independientes solicitaron el préstamo. Se trata de un 17% sobre un universo conformado por los algo más de 1,9 millones de trabajadores independientes registrados.

En Río Negro un total de 4.974 beneficiarios tomaron este tipo de crédito por un monto total de 638 millones de pesos. En Neuquén 3.550 fueron los que accedieron a este trámite por un valor total de 476 millones de pesos.

Datos Clave III

12
son las cuotas fijas que tienen este tipo de préstamos a lo que hay que agregar un período de gracia de seis meses.
2,5%
de los créditos totales otorgados por el sistema bancario fueron tomados en Río Negro y Neuquén.

Muchos de estos créditos no llegaron a quienes más lo necesitan. Las entidades bancarias, encargadas de ofrecer este préstamo, por lo general buscaron a cliente que tuvieran capacidad de pago para abonar el crédito. Una oferta tentadora para aquellos monotributistas que no tenían problemas para hacer frente a este tipo de beneficio. Ahora, los bares, restaurantes, hoteles o agencias de turismo, que sufrieron la cuarentena en forma brutal, difícilmente pudieron acceder a este tipo de préstamo.


Comentarios


Más de 100.000 beneficiarios dejan de cobrar este mes el IFE en la región