El gobierno impulsa una nueva reforma previsional

Desea un sistema mixto con más flexibilidad.



BUENOS AIRES (ABA) . – El Gobierno está trabajando en una nueva reforma previsional, con el claro objetivo de establecer un esquema mixto con mayor flexibilidad para el traspaso de afiliados y corregir las deficiencias que tiene el sistema en este momento.

El adelanto fue realizado a “Río Negro” por una importante fuente del Ministerio de Trabajo, quien precisó que esa cartera, conjuntamente con la de Economía, están comenzando a elaborar un proyecto de ley para llevar adelante esa reforma, con la intención de tenerla lista en los primeros meses del 2005.

Según los funcionarios de Trabajo y de Hacienda consultados, se buscará girar al Congreso dicha iniciativa antes de mayo próximo para que pueda sancionarse hacia mitad de año, aunque todo dependerá de cómo se termine de armar el consenso político necesario en un año electoral como el próximo.

El proyecto será también motivo de análisis en la discusión que encarará el Gobierno Nacional con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a partir de enero próximo.

Una fuente del Ministerio de Economía admitió que “se revolvió reflotar la idea de esta reforma, luego de haberse alcanzado un acuerdo con las AFJP por el tema de la deuda pública”.

Justamente, se ha calculado que ni bien termine el proceso de reestructuración de la deuda -lo que podría ocurrir entre enero y marzo del 2005-, el paso siguiente será llevar adelante determinadas reformas pendientes, entre las cuales se encuentra el sistema de jubilación.

Nuevo Esquema

 

De todas formas, de acuerdo a los datos a los que accedió “Río Negro”, el proyecto de reforma del sistema de jubilación se basa en los siguientes aspectos:

• Conformación del sistema: Se implementará un esquema de jubilación mixto, seguirá habiendo un medio de ahorro en el Estado (reparto) y otro de capitalización, conformado por las AFJP.

• Mayor flexibilidad: Si bien se conserva esa estructura, el proyecto promoverá

un cambio al año, ya sea entre AFJP o mismo volver al sistema del Estado.

• Recaudación: Se proyecta un leve incremento sobre las contribuciones patronales para apuntalar los ingresos en el sistema de jubilaciones.

• Fondo especial: Se aplicará la conformación de un fondo especial para compensar a los trabajadores que no tengan los suficientes años de aportes como para jubilarse.

• PBU: Se eliminará la Prestación Básica Universal (PBU) que conforma actualmente el aporte jubilatorio, estableciéndose una nueva conformación en los aportes.

• Sin cobertura: Complementariamente, se implementará un sistema especial para que tengan ahorro previsional aquellos que tienen un trabajo en forma irregular o mismo son cuentapropistas.

• Restricciones: Habrá límites más estrictos para la inversión que puedan efectuar las AFJP y también se promoverá un nuevo descenso en las comisiones.

De todas formas, todos estos aspectos quedan supeditados a las medidas que pueda tomar el Gobierno para disminuir el empleo en negro, que ronda entre el 40 y el 50 por ciento de la masa total de trabajadores.

En este momento, en la Argentina hay 12,2 millones de personas que registran aportes jubilatorios.

De esa cifra, global, unos 2,3 millones de personas figuran como aportantes al sistema estatal, en tanto que 9,8 millones están registrados como afiliados a las AFJP, lo que representa casi un 80 por ciento de todo el sistema.


Comentarios


El gobierno impulsa una nueva reforma previsional