El hámster es una mascota que necesita mucha tranquilidad

Este es un roedor al que no le gusta ser molestado. Pero tampoco hay por eso que dejar de preocuparse por mantenerlo entretenido.



#

El hámster es una mascota que necesita mucha tranquilidad

Durante el día está descansando y es por la noche cuando despliega una gran actividad. El hámster es un roedor al que no le gusta ser molestado. Pero tampoco hay por eso que dejar de preocuparse por mantenerlo entretenido.

El hámster sirio es muy querido como mascota, pero no siempre está en las condiciones que precisa. El equipo musical sonando junto a su jaula, los niños chillando y la luz del día no son apropiados para él.

Cuando esas son las condiciones en las que se encuentra, no es de extrañar que muerda.

El hámster es una mascota para adultos que por la noche quieren relajarse mirando cómo trepan y mordisquean.

El hámster no es un animal para principiantes, dicen expertos. Mantenerlos es complicado, precisa una gran inversión de tiempo y tampoco es barato. No solo cuesta dinero hacerse con el animal, sino también comprar la jaula y todo el equipo que precisa.

Estos pequeños roedores no son apropiados para niños. El hámster se activa por la noche y por eso no es recomendable para estar en la habitación de los pequeños. Quien despierte al animal durante el día, tendrá que pensar que eso puede costarle mordiscos y arañazos.

Lo mejor es tener solo un hámster. Cuando están en compañía, pueden producirse peleas que llegan a ser incluso mortales. Solo se recomienda tener una pareja en la época de apareamiento y durante un período limitado de tiempo.

En el caso de la jaula, cuanto mayor sea, mejor. La superficie debería ser entre medio y un metro cuadrado. Lo mejor es que los dueños construyan ellos mismos el reciento.

Del equipamiento básico forman parte el comedero, el bebedero y también un lugar para dormir. Pero también hay que dar al hámster posibilidad de distracción. Montoncitos de heno, un laberinto hecho de madera, túneles de arcilla o piedras… la fantasía no tiene límites.

Como les gusta roer, lo aconsejable es prescindir de plástico y barniz. También la rueda es un juguete que les encanta, pero debe ser combinada con otras cosas.

Para que el hámster pueda moverse más se le puede sacar de la jaula para que ande libre. Pero solo bajo vigilancia. Estos pequeños roedores son capaces de desaparecer rápidamente bajo los muebles y roer los cables eléctricos.

Lo mejor es asegurar una habitación de forma que no pueda meterse bajo el sofá, las cortinas o el armario.

Cuando viven en libertad, los hámsteres disfrutan de una alimentación variada, por eso los dueños deben procurar darles un pienso nutritivo de calidad con un alto porcentaje de granos variados.

No deben tomar nada más que pequeñas cantidades de productos con grasa y energéticos como las nueces y el trigo, así como snacks con azúcar porque si no, como ocurre con las personas, engordan y tienen problemas dentales.

Su ración diaria debe contener también verduras. Pero hay que pensar en pequeñas cantidades, como por ejemplo un pedazo de morrón del tamaño de una uña, media rodaja de pepino y una fina de zanahoria.

La fruta, por el contrario, se le debe dar solo una vez a la semana. Y hay que tener muy en cuenta que estos roedores no son vegetarianos. Tres o cuatro veces por semana necesitan proteína animal. Pueden ser grillos secos, un gusano o queso granulado.

Los hámsteres no viven demasiado tiempo. Solo entre dos y cuatro años. El estrés puede acortarles la vida. Para evitarlo, no deben ser

expuestos a música alta ni a gritos. Son animales para ser observados y no para achuchar.

En general, hay que darles tiempo para que se acostumbren. Sus consejos son hablar con ellos y darles de comer con la mano. Eso los amansa y les da confianza.

Fuente: Agencias


Comentarios


El hámster es una mascota que necesita mucha tranquilidad