El hombre que cayó a la Tierra



Mar del Plata

Como los españoles que llegaron al “Nuevo” Mundo, su arribo había sido presagiado en “El día que paralizaron la Tierra”; de modo que cuando se abrieron las escotillas de la nave, y el visitante descendió de su realidad alternativa, estábamos listos para recibirlo con los brazos abiertos.

Cuando se acercó al micrófono y dijo en español básico y con tono mesiánico: “No vine para enriquecerme ni para adquirir poder” le creímos. Que venía en son de paz, para ayudarnos.


Y ahora, que luego de cuatro años está listo para partir en su “high” cost plato-bondi sin habernos aclarado para qué vino realmente y nos deja un tendal de clavos, incluyendo una deuda a cien años, cuotas de tarjeta y dos adiciones de El Imparcial sin pagar nos dan ganas de cantar llorando: “Mensajero de los Cielos, ¿por qué no nos enseñaste cómo se vive sin ti?”

Leonardo Peusner DNI 571.871


Comentarios


El hombre que cayó a la Tierra