El ídolo lloró



El mítico Salón de la Fama de la NBA vivió el sábado una ceremonia especial en la que se dio la bienvenida a Michael Jordan, considerado por muchos el mejor jugador de baloncesto de la historia, que estuvo secundado por el base de Utah Jazz John Stockton y el pivot de San Antonio Spurs David Robinson. Jordan no pudo reprimir su emoción durante el discurso de agradecimiento en el que mostró "orgullo" por ingresar en el Salón de la Fama, pero rehusó calificarse como el mejor jugador de la historia.


Comentarios


El ídolo lloró