"El juez hizo una instrucción calamitosa"

Ese es el análisis del abogado de Memoria Activa, Alberto Zuppi, sobre las declaraciones realizadas por el acusado Carlos Telleldín durante el juicio oral por el atentado a la AMIA. El reducidor de autos comprometió al juez en su última declaración: "Galeano me pagó 400 millones de dólares, pero dije la verdad".

BUENOS AIRES (ABA) - Para el abogado de Memoria Activa, Alberto Zuppi, lo más importante de la declaración de Carlos Telleldín en el juicio oral por el atentado a la AMIA fue "reconocer que el juez, Juan José Galeano, realizó una instrucción calamitosa, extorsionando testigos y falsificando pruebas".

Zuppi manifestó que lo dicho por Telleldín en la audiencia, "coincide" -en lo que hace a la actuación de Galeano- con la posición de Memoria Activa.

Telleldín, acusado de preparar la Trafic empleada para la voladura de la mutual judía que causó 85 muertes, declaró el martes en los Tribunales de Comodoro Py y está previsto que lo vuelva a hacer en la jornada de hoy.

Por su parte, Zuppi, representa a la mayor parte de Memoria Activa (agrupación de familiares de las víctimas muy críticos de la investigación judicial), aunque -a posteriori de la participación de Zuppi como ministro de Justicia en el fugaz gobierno de Adolfo Rodríguez Sáa-, algunos de los integrantes de la entidad (como Laura Guinsberg) se distanciaron de dicho letrado.

En diálogo telefónico con "Río Negro", Zuppi sostuvo ayer que Telleldín confirmó con su testimonio del martes pasado que "recibió de Galeano 400.000 dólares a cambio de declarar que le entregó la camioneta a la banda del ex comisario Juan José Ribelli", y que por si fuera poco denunció que "por un montón de tiempo más le siguieron pagando 5000 dólares mensuales".

"Creíble"

Por ahora, para el representante de Memoria Activa las manifestaciones de Telleldín resultaron "bastante creíbles" más allá que -según el mismo abogado- el Enano (como se lo conoce a Telleldín) "no se caracteriza por decir siempre la verdad".

Ante los jueces que pronunciarán el veredicto final (Gerardo Larrambebere, Miguel Pons y Guillermo Gordo), Telleldín por ahora se negó a señalar si le entregó o no la camioneta a Ribelli (el principal sospechado por los fiscales), y se descuenta que al menos en esta instancia del proceso se negará a hacerlo.

"En realidad, dejó a salvo a al policía Ribelli aunque no a otro de los acusados Leal (Anastacio) y a la brigada de Vicente López", destacó Zuppi a este cronista.

El letrado comentó que más allá de las declaraciones del imputado, fue "el acta la que demostró que la camioneta del atentado no era la que entregó Telleldín".

Este último, "sí estaría involucrado por el motor, más allá de si éste fue falsamente secuestrado, o bien capturado".


Comentarios


"El juez hizo una instrucción calamitosa"