El Metrobús de Neuquén víctima del vandalismo



A medida que avanza la traza del metrobus, lops daños también avanzan. Es que es en el punto más oeste de la ciudad donde peor luce el proyecto vial que atraviesa la ciudad de este a oeste.

Las grandes paradas vidriadas han sido y son constantemente víctimas del vandalismo. La mayoría de ellas tiene algún vidrio roto o directamente no lo tiene. Son sólo unas pocas las que se mantienen como el primer día.

“Yo tomo todos los días el colectivo acá y ayer ese vidrio estaba y hoy ya no está”, señaló una vecina que esperaba el ramal número 14 en Avenida del Trabajador y Casimiro Gómez.

Por lo menos el 80% de las paradas presentan algún daño y más del 50% de ellas carecen de alguno de los vidrios, que además de dar cobijo frente a las situaciones climáticas también protegen a los pasajeros que esperan el colectivo del tránsito de los automóviles que pasan muy cerca de ellos.

Al respecto el subsecretario de transporte de la Municipalidad, Mauro Espinosa, indicó que se encuentran en pleno proceso de recambio de los vidrios faltantes y que sólo resta finalizar los procesos administrativos respecto de los proovedores. Además, el funcionario detalló que debido al alto costo del material original los faltantes serán reemplazados por otro material que será comprado a empresarios locales, pero que cumplirá la misma función.

"Nosotros contabilizamos 12 vidrios deteriorados, estamos en pleno proceso y vamos a recomponerlos para que no tengamos esos baches que son parte del mobiliario del parador del Metrobús", señaló Espinosa.

Muchas de las paradas del trazado del Metrobús de Neuquén no tienen algunos de sus vidrios.

Ese número, probablemente, crece día a día ya que en la recorrida que realizó RÍO NEGRO este martes se contabilizaron 15 vidrios inexistentes y 16 seriamente dañados.

Sobre las causas de las roturas, Espinosa señaló que no sólo se deben a actos de vandalismo sino que también algunas veces, los daños responden a los piedrazos que provienen de las calles laterales por donde transitan los vehículos particulares

Lo cierto es que no sólo los vidrios son víctima del vandalismo, también algunos tachos de basura y derivadores de tránsito. Sin embargo, con sólo transitar la traza del Metrobús se pueden observar situaciones que no están relacionadas con el poco o nulo cuidado de los ciudadanos. Es que las plazoletas centrales de la traza de colectivos lucen abandonadas y los pocos árboles que persisten plantados también sufren la falta de agua.

De la misma forma sobre la calzada se notan, en algunos tramos, gran cantidad de piedras, con el peligro que ello conlleva para el tránsito.


Comentarios


El Metrobús de Neuquén víctima del vandalismo