El Plan Calor en Bariloche no se anticipa

El intendente Gennuso descartó adelantar la entrega de leña. El cronograma previsto comienza el 18 de mayo.

El objetivo de aprovechar los residuos forestales es apuntalar el plan Calor. Archivo

El objetivo de aprovechar los residuos forestales es apuntalar el plan Calor. Archivo

El Plan Calor que ejecuta la municipalidad de Bariloche con la entrega de leña mantendrá su cronograma habitual y comenzará su entrega a mediados de mayo.

El intendente Gustavo Gennuso descartó el anticipo de este programa social que beneficia a familias de bajos recursos que no tienen gas de red.

El municipio a fines de febrero había anticipado la compra de la leña a los productores locales y la firma de los convenios para asegurarse del material de calefacción con una inversión de 1,5 millones de pesos.

Gennuso dijo que ya se comenzó con el registro de beneficiarios en las Juntas Vecinales pero esta vez ante la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus y para evitar reuniones de personas, modificó la modalidad. Ahora cada dirigente vecinalista solicitará incorporaciones en base al listado de beneficiarios de 2019 y tiene plazo de entrega hasta el 27 de abril.

El intendente dijo que no se puede anticipar la entrega porque hay que darle tiempo a los proveedores, que son cooperativas locales, para preparar el material y esa entrega estaba pautada para mediados de mayo. La fecha estimada para iniciar el cronograma es el 18 de mayo.

El municipio compra leña de pino o mezcla de lenga, ñire, radal, ciprés, retama, álamo, sauce, mimbre y leña de la zona, seca y estacionada, en trozos de un metro y con un diámetro no mayor a 35 centímetros.

Gennuso indicó además que la entrega de garrafas sociales pertenece a un programa provincial y que se trabaja para que se “acelere la entrega” aunque admitió que necesita cumplir con un circuito de licitaciones que llevan su tiempo.

En materia social, la municipalidad entrega módulos alimentarios desde el inicio de la cuarentena que se dispuso el 20 de marzo, y se realizaron pagos de diversos programas sociales por casi 10 millones de pesos, indicó el jefe comunal.

Además de las 2500 familias que reciben alimentos, el municipio solventa el pago del programa Manos a la Obra que alcanza a 500 beneficiarios, y otras 700 personas reciben becas y el plan Ejes de Familia.

La provincia a través de los comedores escolares llega con 3000 módulos alimentarios semanalmente a las familias de los alumnos de escuelas de Jornada Extendida.

“Lo hacemos con la necesaria cautela y cruzando todos los datos para que la ayuda llegue a quien realmente la necesita”, dijo Gennuso en videoconferencia.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El Plan Calor en Bariloche no se anticipa