El preso está estable y en observación en el Castro Rendón

El director de Unidades de Detención, Ricardo Elgueta, informó el estado de salud de Genaro Robledo, lesionado ayer en un pabellón. Relató la situación que se vive dentro de la cárcel y cómo se procede a realizar una requisa.

#

Foto archivo Luis García.

Herido con un hierro en la U11

El director de Unidades de Detención, Ricardo Elgueta, informó que el preso Genaro Robledo, herido en el abdomen con un hierro ayer en el pabellón 7 de la U11, se encuentra estable y en observación en el hospital Castro Rendón.

El comisario precisó que ayer a las 10 de la mañana el interno, condenado por homicidio calificado, se acercó al celador y le pidió que lo lleven a la atención médica, donde se constató que presentaba una lesión cortopunzante en la zona abdominal.

“El interno se encuentra estable y en observación en uno de los pisos del nosocomio”, dijo en una entrevista en el programa ‘Línea Abierta’ (LU5). Y añadió que el herido hasta el momento no hizo mención del motivo y circunstancia en que fue agredido, por lo que es materia de investigación.

Elgueta indicó que dentro del pabellón no se encontró ningún elemento cortante y sí afuera, donde se halló un trozo planchuela con punta que podría ser el elemento que se utilizó en el ataque.

Luego, relató la situación que se vive dentro de la cárcel y cómo se procede a realizar una requisa.

“No tenemos una superpoblación en los pabellones. El pabellón 7 tiene capacidad para 15 internos y hay 9 con el herido”, indicó.

“Es casi normal entre comillas que cuando se hace una requisa se encuentran elementos no permitidos, como facas, hierros, que para ingresar al pabellón deben pasar controles”, agregó.

“Las requisas se hacen de acuerdo a la unidad, pero hay protocolo y días para hacerlas. No es algo fijo y estructurado, por ejemplo se hacen después de una visita”, explicó; y agregó: “Los internados están monitoreados las 24 horas”.

rionegro.com.ar


Comentarios


El preso está estable y en observación en el Castro Rendón