El quiroguismo, más lejos de Farizano

NEUQUÉN (AN) - “Nosotros, por una cuestión de favorecer la actividad institucional partidaria, lo único que hemos consensuado con Martín Farizano ha sido la fecha de las internas, para el 16 de enero. No compartimos opiniones de algunos correligionarios que difundió la prensa”, dijo el diputado Gastón Contardi, referente del quiroguismo, para marcar que subsisten las diferencias entre ese sector y el que se identifica con el intendente capitalino y candidato a gobernador. Ante la pregunta, Contardi admitió que la línea encabezada por el diputado nacional no está de acuerdo en que, en este momento, se transiten caminos de aproximación con sus adversarios internos como deslizó su par José Luis Sáez, tras la reunión del Comité Provincia en Zapala, en nota publicada por este diario el domingo. “No hemos cambiado absolutamente en nada nuestra postura desde la interna de junio pasado. Consideramos necesario construir un espacio amplio junto a otros sectores, pero no vamos a estar en ningún espacio kirchnerista o con sectores que nada tienen que ver con nuestra identidad partidaria, como es el caso de Une”, se-ñaló. Como se sabe, Farizano no rompió con el kirchnerismo luego de la ruptura que sí produjo el quiroguismo, tras el divorcio del vicepresidente Julio Cobos, con quien se identifican, y la presidenta Cristina Fernández. También es sabido que Farizano tiene en el Une uno de sus socios principales en su coalición de gobierno en esta capital. Contardi puso en duda que se puedan realizar las internas el 16 de enero en tanto la Convención de la UCR no resolvió, a juicio del quiroguismo, las denuncias que hicieron por gravísimas irregularidades, como incluir padrones complementarios y sustraer fichas de afiliados. “La Convención le dio licencia a la presidenta (Amalia Torres), cuando nuestra Carta Orgánica no prevé esa figura. Y nombró en su lugar a dirigentes del farizanismo. Si el árbitro tiene puesta la camiseta del adversario, por supuesto que vamos a jugar ese partido”, remarcó Contardi.


Comentarios


El quiroguismo, más lejos de Farizano