El rechazo al sacerdocio femenino es una “decisión definitiva”

Lo dejó sentado Benedicto XVI durante la misa del Jueves Santo en el Vaticano. Un grupo de clérigos austriacos reclaman desde hace años que se permita a las mujeres el sacerdocio, además de pedir que se autorice el matrimonio de los curas.





Iglesia Católica

El papa Benedicto XVI rechazó hoy, durante la misa del Jueves Santo, las demandas de un grupo de clérigos austriacos para que se permita que las mujeres sean ordenadas sacerdotes.

El pontífice no nombró directamente a la iniciativa austriaca, que desde hace años reclama también que se permita el matrimonio de los curas. Pero en su homilía se refirió “a un grupo de sacerdotes de un país europeo” que “mostraron llamadas a la desobediencia”.

Según el papa, estos clérigos están “ignorando decisiones definitivas” adoptadas por la Iglesia, incluida la cuestión de la ordenación de las mujeres que, según recordó, fue rechazada “irrevocablemente” por su predecesor Juan Pablo II.

“La Iglesa no recibió autoridad del Señor” para ordenar mujeres sacerdores, citó Benedicto XVI al anterior papa.

Durante la ceremonia, el papa bendijo los santos óleos que utilizan los curas durante sacramentos como el bautismo, la confirmación y la extrema unción.

Esta noche, Benedicto XVI realizará el tradicional lavatorio de los pies en recuerdo al ritual que llevo a cabo Jesucristo con los apóstoles antes de la Última Cena. (DPA)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite