El sector menos conocido de la Isla Victoria se abrirá al turismo

Parques Nacionales concesionó por 20 años la explotación turística de la bahía Piedras Blancas y Puerto Radal, en la cara Este de la isla más grande del lago Nahuel Huapi. RÍO NEGRO conoció los detalles del proyecto.

Hoy solo un ínfimo sector de la Isla Victoria, la mayor porción de tierra sobre el lago Nahuel Huapi con 31 km2, es conocido por quienes acceden mediante una excursión lacustre desde Bariloche. Otros, con embarcaciones privadas, pueden llegar a rincones poco explorados que a partir del próximo verano serán accesibles al turismo en general con el desarrollo de un proyecto de ecoturismo en la bahía Piedras Blancas y Puerto Radal.

El parque nacional Nahuel Huapi decidió concesionar este sector de la cara Este de la isla para una explotación de servicios turísticos por 20 años, que estará en manos de la empresa Grupo BFP S.R.L responsable legal de Wilderness Patagonia, una empresa radicada en Bariloche, especializada en el diseño de viajes y turismo sostenible.

Según informó el parque, la concesión se habilitó mediante la resolución del directorio de Parques Nacionales N°232/2021 que aprobó la licitación pública N°74/1-0027-LPU20.

RÍO NEGRO dialogó con Carlos Pelli, el concesionario que recibió la confirmación hace pocos días y espera aún la toma de posesión del espacio. El plan de inversión está diseñado en cuatro etapas en los próximos seis años.

Nuestro proyecto comenzó en marzo de 2016, allí fue la primera reunión con quien entonces era intendente del parque Damián Mujica. Estructuramos la propuesta como iniciativa privada, se estudiaron cambios y comenzó a caminar en parques hasta que a fines de 2019 estaba el proyecto listo para la licitación pública que se convocó”, detalló el referente de turismo que actualmente preside la Asociación Argentina de Ecoturismo y Turismo Aventura.

La zona que se explotará turísticamente está en la cara Este de la isla.

Hoy los dos espacios concesionados, Puerto Radal y Piedras Blancas (distantes entre sí a 7 kilómetros por tierra), están en un avanzado estado de abandono. Hay muelles y estructuras edilicias de parques nacionales en mal estado y senderos tapados por vegetación exótica. “El objetivo es revalorizar el atractivo turístico natural de la isla con el agregado de la estructura e infraestructura de servicios turísticos”, señaló Pelli quien remarcó su premisa en la “sostenibilidad y el respeto al medio ambiente”.

El concesionario espera comenzar tareas de mejoras en la zona de Piedras Blancas en septiembre y poder habilitar servicios en el verano. En esta zona actualmente hay un muelle en mal estado pero con una buena estructura y es habitual que lleguen allí embarcaciones privadas y hasta personas es kayaks.

La zona de Puerto Radal será desarrollada como un centro de actividades turísticas de naturaleza. Gentileza

El proyecto pretende crear allí un área de pernocte, la instalación de 30 fogones con estructuras, reacondicionar un viejo quincho de parques y una cabaña como proveeduría y servicios gastronómicos, instalar sanitarios con ducha y generar un parador náutico. Se prevé sumar 6 domos y cuentan con autorización para crear hasta 19 fondeos en la bahía para amarrar las embarcaciones.

La segunda etapa del desarrollo está en Puerto Radal, que es la última bahía protegida por la cara Este de la isla, a 7 kilómetros de Piedras Blancas por tierra o 4,5 kilómetros por agua, donde se buscará “recuperar su historia” y crear un centro de actividades turísticas de naturaleza, con opción para pernoctar en domos.

Allí alguna vez existió un criadero de pudúes y hay una zona vinculada a la antigua actividad ganadera de la isla, que se mejorará con el reacondicionamiento de una edificación vieja de parques para servicios gastronómicos.

La playa de la bahía Piedras Blancas en la isla Victoria hoy solo es visitada por quienes llegan en embarcaciones privadas. Foto Gentileza

Según precisó Pelli, en esta área que será la más vinculada a la propuesta ambiental y ecológica, se deberá realizar una tarea de limpieza de las especies exóticas que invadieron el sector y despejar senderos que ya están demarcados para poder recorrer en bicicleta o hacer senderismo. También es factible hacer avistaje de aves.

La concesión permitirá además trasladar pasajeros en embarcaciones especiales con un máximo de 50 pasajeros.

Pelli señaló que también planea generar un proyecto de apertura con la comunidad para que los niños de Bariloche y Villa La Angostura conozcan la isla. “Hoy el 95% de los chicos de la zona no conoce la isla, es algo que tenés enfrente y se vuelve intocable”, señaló.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El sector menos conocido de la Isla Victoria se abrirá al turismo