El TSJ se enfrenta otra vez con el problema del año: el presupuesto

No se publicó la ley ni se aprobó aumento acordado con el gremio

#

La mayoría de los vocales se quedó a trabajar en la feria de invierno pero muchas cuestiones siguen pendientes.(Foto: Archivo )

NEUQUÉN (AN)- Hoy termina la feria judicial en la provincia y el Tribunal Superior de Justicia volverá a ocuparse a pleno de uno de sus grandes problemas del año: el presupuesto. Los trabajadores judiciales se fueron a las vacaciones con algo de dinero en el bolsillo y la promesa de un aumento salarial que debe ser aprobado por la Legislatura. Los antecedentes no son buenos: hace apenas 20 días los diputados le recortaron el presupuesto a la Justicia en 129 millones de pesos porque al decir de algunos (por ejemplo el peronista Ariel Kogan), “no podemos tener un Poder Judicial de Suiza”. El aumento salarial que el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Guillermo Labate, acordó con el gremio judicial Sejun es diferenciado: un porcentaje para todos (incluyendo a los magistrados y funcionarios) y otro exclusivamente para los empleados. Esto le abrió un frente de tormenta con la Asociación de Magistrados porque los trabajadores de las categorías más altas cobrarán más que los funcionarios de las categorías más bajas. “Exigimos respeto por la ley salarial y las escalas porcentuales para mantener la relación entre responsabilidades y retribuciones”, planteó el gremio de los jueces. En su opinión, el aumento diferenciado tiene “cierta dosis de demagogia”. La reacción de los magistrados fue recibida con sorpresa en el Tribunal Superior. “En el Ejército, un suboficial mayor gana más que un subteniente recién egresado, no tiene nada de raro”, dijo una fuente que habló con “Río Negro”. Los trabajadores judiciales tampoco están del todo conformes. Primero porque el aumento no pasó aún por el filtro de la Legislatura, así que no lo tienen aún en el bolsillo, y segundo porque setiembre está a la vuelta de la esquina y en ese mes debería comenzar una nueva negociación por otro incremento. Los gremialistas tienen otro frente que atender: los docentes agrupados en ATEN, a través de un comunicado inusualmente duro criticaron a los judiciales por haber aceptado sumas en negro. La interna de la CTA tuvo algo que ver en la redacción de ese párrafo. A todo esto, el presupuesto del Poder Judicial no está publicado y es casi como si no existiera. Cuando tenga vigencia legal, ¿habrá una acción de inconstitucionalidad, porque en teoría el poder político no puede retocarlo como lo hizo? Y hablando de falta de publicación, tampoco salió en el Boletín Oficial el decreto que otorga 30 millones de pesos de auxilio económico al Tribunal Superior. Habrá que ver si el esperado aumento en la recaudación impositiva calma esta aguas que por ahora lucen tan nerviosas.


Comentarios


El TSJ se enfrenta otra vez con el problema del año: el presupuesto