El uso residencial de la isla 132 seguirá en comisión en el Deliberante de Neuquén

Monzani aseguró que el cambio de uso que impulsa el oficialismo para la isla 132, permitirá incrementar la inversión privada y la generación de trabajo

EL predio ferial en la isla 132 y la construcción del centro de convenciones El Cisne (foto archivo Yamil Regules)

EL predio ferial en la isla 132 y la construcción del centro de convenciones El Cisne (foto archivo Yamil Regules)

El cambio de uso comercial, recreativo y hotelero a residencial para la isla 132 se abordó en la comisión de Obras Públicas, pero no se generó despacho y todo indica que la iniciativa llegará a votación en el Deliberante los últimos días de mayo.

Según explicó el presidente de la comisión, Guillermo Monzani, sigue la exposición del colegio de Ingenieros la semana entrante, luego de la presentación de Cordineu y del colegio de Arquitectos.

“El debate está iniciado, los concejales escuchamos opiniones, algunos con postura tomada como el Frente de Todos”, dijo Monzani en alusión a la oposición de los peronistas a la iniciativa de Cordineu y el municipio. Vinculó las exposiciones de Marcelo Zúñiga (FdT) a un interés proselitista, a pocos meses de la renovación de las bancas en el Deliberante.

Monzani dijo estar a favor de cambiar el uso residencial en el mega islote del río Limay. “Fue un proyecto que presentamos en algún momento de la gestión (anterior, de Cambiemos), comparto la presentación de Cordineu, la ciudad es dinámica y no se plantea una mayor uso de construcción, sólo un cambio de uso”, argumentó.

Agregó que en los edificios de 7 pisos se permitirían viviendas sólo en 3 plantas.

La isla ubicada en Río Negro y Democracia –con el Limay como límite- tiene 47 hectáreas, de las cuales 14 tienen permiso de construcción con destino específico detallado. “El predio ferial no se verá afectado, ni el centro convenciones. Zuñiga adelantó la contienda electoral”, opinó Monzani.

Aseguró que continuarán los 3 edificios existentes: el Vista , uno idéntico (actualmente en obra) y un condominio de departamentos.

“No habría construcciones nuevas, y sobre la costa no habría cambios; esto permitirá la generación de trabajo por parte de la inversión privada”; sostuvo.

Aseguró que en la exposición de Cordineu, se indicó que la isla cuenta con todos los servicios para las potencias instaladas: agua, cloacas, gas; y que no sería necesario una infraestructura aparte.

“Lo importante es que con esta modificación no está permitido mayor volumetría, es un cambio de uso parcial. Actualmente el edificio está preparado desde las 9 a 17 para unas 40 y 70 personas en una oficina comercial, en una vivienda no habitan más de 15 personas; esta iniciativa permite que el privado invierta y genere trabajo”; dijo Monzani.

Agregó que en momentos en que “el paradigma del homeoffice” cambió las relaciones de trabajo, debería modernizar el criterio del uso de oficina autorizado para los edificios en la isla 132.

El Frente de Todos insistió en la comisión en que Cordineu no presentó ni cuenta con un estudio del impacto ambiental, para respaldar el proyecto por el cambio de uso. Objeta que no se informa además, quienes son los desarrolladores que compraron lotes en la isla 132, que son los que están a la expectativa de los cambios.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El uso residencial de la isla 132 seguirá en comisión en el Deliberante de Neuquén