En 2021 se destinaron más de US$ 10.900 millones en subsidios a la energía

Las subvenciones al sector se incrementaron más de un 74% respecto a lo que se utilizó en 2020. Más de la mitad se destinó a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico.




En 2021 los subsidios al sector energético alcanzaron los 10.900 millones de dólares lo que equivalió a casi un 2,5% del Producto Bruto Interno (PBI) y si se tiene en cuenta lo que destinó el Estado en 2020, el primer año con pandemia, se ve un incremento del 74%. El gobierno proyectó una reducción para este año, pero los precios internacionales del gas, la crisis hídrica, y el aumento sostenido en la quema de líquidos en las usinas propone un escenario distinto.

Los datos se desprenden de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) y de una recopilación de la consultora Economía y Energía de Nicolás Arceo.

Para tener en cuenta su distribución durante el año pasado, resta solo marcar que el 67% de los US$ 10.900 millones se transfirió a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). Esto significa que para se emplearon para la generación de energía eléctrica unos 7.300 millones de dólares.

Los principales argumentos del oficialismo por el acelerado aumento en los subsidios energéticos durante el 2021 tienen que ver con una conjunción de varios elementos que hicieron una tormenta perfecta.

En números

US$ 7.300
millones es lo que destinó en subsidios el gobierno a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) durante 2021.

Por un lado la inédita sequía que azotó a la región y afectó duramente a la generación hidroeléctrica. Por otro, el incremento en los precios de los combustibles líquidos que se importaron para reemplazar la menor generación local. Todo esto en un escenario de congelamiento tarifario que aplicó el gobierno como maniobra para cuidar el bolsillo de los consumidores.

Las segundas transferencias más altas fueron para la empresa estatal, exEnarsa, Integración Energética Argentina (IEASA) para la que se destinaron más de 2.100 millones de dólares. Esto representa casi un 20% del total utilizado por el Estado para subsidios al sector.

En tercer lugar aparecen los subsidios que se destinaron tanto al Plan Gas de la administración de Mauricio Marci (Resolución 46) y al actual Plan Gas Ar. Para ambos programas se transfirió un total de 1.000 millones de dólares.

En números

US$ 2.100
millones de dólares aproximadamente se transfirieron a IEASA desde las cuentas del Estado.

Por último, el restante de subsidios se destinó al Gas Licuado de Petróleo (GLP), para compensar a distribuidoras y para Yacyretá, principalmente. Esto representó casi unos 490 millones de dólares.


Presupuesto 2022


La Resolución 46 caducó el 31 de diciembre del año pasado y fue uno de los hechos que destacó el ministro de Economía de Nación, Martín Guzmán, cuando presentó el fallido Presupuesto 2022. El ministro hizo énfasis en que, el vencimiento del viejo Plan Gas, iba a permitir reducir los subsidios en el corriente año.

Con este programa de estímulos a la producción de gas no convencional el Estado subsidió el millón de BTU con 7,50 dólares en 2018, mientras que el año pasado se pagó a 6 dólares. Con el actual Plan Gas Ar. se paga un promedio de 3,50 dólares el millón de BTU.

Según las estimaciones oficiales que quedaron truncas con el proyecto del Presupuesto, el vencimiento del viejo Plan Gas le permitirá al Estado ahorrarse unos 300 millones de dólares respecto a lo que destinó el año pasado.

En números

20%
es el aumento en la tarifa eléctrica que proyectó el gobierno para el 2022, se aplicaría entre enero y febrero y sería la única del año.

Por otra parte, el gobierno también estimó que las trasferencias a Cammesa se van a contraer unos 2.000 millones de dólares respecto a lo destinado en 2021. Sin embargo, esto es poco probable teniendo en cuenta que recientemente se dio la orden a Cammesa de priorizar la quema de líquidos por encima del gas por los altos precios de mercado, y la sequía que se registró en la región no parece dar tregua.

Además, el incremento del 20% en la tarifa de electricidad proyectado queda como insuficiente teniendo en cuenta la prolongación del congelamiento más la inflación 2022 que podría ser superior al 50%.


Comentarios


Logo Rio Negro
En 2021 se destinaron más de US$ 10.900 millones en subsidios a la energía