En Chos Malal faltan 2.000 viviendas

Es un déficit en la gestión del intendente Rolando Figueroa, electo vicegobernador. Por contrapartida le reconocen haber dado un fuerte impulso a las obras de infraestructura urbana.



#

La mitad de los solicitantes afrontan situaciones de urgencia para acceder a la casa propia.

Archivo

CHOS MALAL (ACHM).- En esta ciudad, la capital histórica del Neuquén existen 2.000 inscriptos en el Registro Provincial de Viviendas (Ruprovi), con la expectativa de que le resuelvan su situación. De la lista la mitad son cabezas de familias que desde hace mucho tiempo esperan una posibilidad de acceder al derecho de la casa propia. Como respuesta a este cuadro de alta demanda, la ciudad en los últimos tres años solamente ha podido concretar 87 viviendas. Una cifra que apenas ronda el 10% de las solicitudes. Ese cupo todavía no ha sido adjudicadas y se desconoce la fecha de entrega. Las viviendas para adjudicar y entregar están ubicadas en el sector Las Vertientes, donde ya están finalizadas 78 unidades financiadas por la Nación, y en el barrio Cordillera del Viento donde existen 9 más y que en su mayoría ya están terminadas. De acuerdo con los datos del Ruprovi, confirmados a este medio por los responsables del organismo a nivel local, la mitad de los 2.000 inscriptos son personas que solicitan algún crédito para construir, ampliar o realizar alguna mejora. Generalmente este grupo no forma parte de las personas que buscan una solución habitacional urgente. Mientras que las 1.000 restantes son personas con familia que actualmente alquilan, viven en casas de parientes, en algunos casos hacinados en piezas o pequeños departamentos y –por ende– reúnen todas las condiciones para transformarse en aspirante a una vivienda social. El déficit habitacional de Chos Malal (con más de 16 mil habitantes) tomó dimensión pública en las últimas semanas después que dos madres, junto a sus pequeños hijos, ocuparon una vivienda institucional en el barrio Área de Frontera reclamando respuestas habitacionales al Municipio y la Provincia. Las ocupantes permanecieron apenas cuatro días en el inmueble, visibilizando el tema y lograron que las autoridades reconocieron por primera vez el problema habitacional de Chos Malal. En los último tres años, durante la gestión del intendente Rolando Figueroa, a punto de finalizar el mandato, Chos Malal ha experimentado una fuerte presencia de obra pública. En ese marco se destacan el paseo costanero y otras de gran aporte a la estética urbana, asfalto, estructuras para la práctica deportiva y para mejoramiento barrial. Sin embargo, en materia de viviendas sociales el actual vice gobernador electo del Neuquén apenas logró cubrir el 10 por ciento de la demanda. Según la opinión de algunos de sus allegados, que pidieron reserva de identidad. “como intendente de Chos Malal, después de cuatro años, es probable que Figueroa no pueda entregar una sola vivienda”.

Neuquén


Comentarios


En Chos Malal faltan 2.000 viviendas