En la Argentina es pobre el 47,8% de la gente

Casi la mitad de los argentinos vive en la pobreza y uno de cada cinco no cubre la alimentación mínima. El nivel registrado en diciembre del 2003 marca una reducción frente al 54% de la población que se encontraba



Casi la mitad de los argentinos es pobre, mientras que uno de cada cinco no llega a cubrir una alimentación mínima, según se desprende de datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

El organismo precisó que en los 28 aglomerados urbanos donde habitan 23.176.000 de personas, el 47,8 por ciento es pobre (11.074.000), mientras que el 20,5 por ciento (4.749.000) es indigente. En este segmento el número de hogares pobres es de 2.524.000 y el de indigentes de 1.044.000.

Tras el cambio de metodología aplicado por el INDEC, los resultados no muestran lo que sucede sobre la base de 37 millones de argentinos, sino sobre los guarismos que arrojan las encuestas en 28 aglomerados, o sea sólo el 60 por ciento de la población total.

De la misma manera, la estadística oficial deja de lado lo que ocurre en zonas marginales donde se registran los principales bolsones de pobreza, por caso, en el interior de muchas provincias del norte argentino.

De acuerdo con estos datos y siempre sobre los 28 aglomerados la pobreza cayó 10 por ciento, lo que representa que 1.287.000 habitantes abandonaron esa condición, mientras que la indigencia se redujo en un 25,3 por ciento, lo que involucra a 1.585.000 personas.

El subsecretario de Programación Económica, Sebastián Katz, destacó que las mejoras en los índices se basa en la recuperación de la economía, en un aumento en los salarios y en la reducción en los precios de los artículos de las canastas básicas y totales.

La ciudad de Corrientes con el 68,7 por ciento es la de mayor índice de pobreza (41,4 indigencia), mientras que la ciudad de Buenos Aires con 21,5 por ciento (5,8 indigencia) es la de menor tasa.

No obstante vale aclarar que en corrientes hubo un descenso de 6,2 puntos porcentuales en los niveles de pobreza, pero en la capital federal esa reducción fue de apenas 0,6 puntos porcentuales.

En las ciudades del NEA la pobreza es de 64,5 por ciento y la indigencia de 33,9 por ciento. Resistencia es la segunda ciudad del país con más tasa de pobreza con 65,5 por ciento, mientras que en Posadas esta tasa es 61,2 por ciento y en Formosa es de 60,4 por ciento.

En las ciudades del NOA el índice de pobreza general llega a 60,3 por ciento y la indigencias es de 26,2 por ciento. En Jujuy-Palpalá, la tasa de pobreza es de 62,6 por ciento; en Gran Tucumán-Tafi Viejo, de 62 por ciento; en Salta, 61,7 por ciento; en Santiago del Estero-La Banda, 58,7 por ciento; en Catamarca, 55,4 por ciento; y en La Rioja 51,5 por ciento.

En la región de Cuyo la tasa general de pobreza en los aglomerados urbanos es de 51,5 por ciento, mientras que la indigencia afecta al 19,9 por ciento.

En todo el complejo de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, el índice de pobreza es de 46,2 por ciento, mientras que la indigencia es de 18,9 por ciento.

En la capital la pobreza impacta al 21,5 por ciento de la población y al 53,5 por ciento de los habitantes de los habitantes del conurbano.

En las ciudades de la región pampeana la pobreza abarca al 43,3 por ciento de la población y la indigencia al 19,8 por ciento. En Concordia la tasa de pobres es de 61,9 por ciento; en Paraná de 52,3 por ciento; en Rosario, 47,9 por ciento; Santa Rosa, 40,9 por ciento; Río Cuarto 40,2 por ciento; Santa Fe, 36 por ciento y La Plata, 34 por ciento.

En las ciudades de la Patagonia la tasa de pobreza en promedio es de 34,5 por ciento, mientras que la indigencia es de 14,1 por ciento.

En Neuquén es de 44,9; en Comodoro Rivadavia-Rada Tilly, es de 30,5 por ciento; en Ushuaia-Río Grande, 24,3 por ciento y en Río Gallegos, 23,8%


Comentarios


En la Argentina es pobre el 47,8% de la gente