En la escuela de Stefenelli sobran los problemas y faltan las respuestas

Olores nauseabundos, pozos en el patio y precaria seguridad son algunas de las dificultades que denuncian.



Madres de la escuela 38 de Stefenelli exigieron a las autoridades de Educación soluciones inmediatas en las condiciones edilicias y de salubridad de la institución. Es que hace tiempo que el estudiantado convive con olores nauseabundos, pozos en el patio y con una precaria seguridad.

Según contó una madre, antes del receso invernal se repararon los baños del establecimiento pero quedaron arreglos pendientes en cloacas “que ya están viejas y rebalsan constantemente en uno de los patios” y hace dos meses están rebalsando. En otro de los patios externos hay un pozo que se tapa con una madera y se encuentra vallado con inmuebles en desuso, que está hace un mes y medio.

El equipo directivo de la escuela, ubicada en Los Fresnos 2050 y Winter, señaló que han elevado notas al Consejo de Educación pero que, hasta el momento, no hay obtenido una respuesta por parte de Silvina Biancalana, la coordinadora de dicha entidad.

Por otro lado, expresaron que las puertas las deben cerrar con palos que atraviesan de marco a marco para resguardar la seguridad de la comunidad educativa.

Por estas graves falencias, la situación no garantiza salud y seguridad para los niños que asisten a la institución, explicaron.


Comentarios


En la escuela de Stefenelli sobran los problemas y faltan las respuestas