En pandemia, cada una hora una mujer pidió ayuda por violencia machista en Neuquén

El dato corresponde a 2020. El 63,58% de quienes solicitaron asistencia tenía entre 20 y 39 años. El 99,11% de los hechos ocurrieron en el ámbito doméstico. El 89,81% contó que sucedieron más de una vez. La demanda estuvo concentrada en la Línea 148.

Durante 2020, el año en el que comenzó la pandemia por covid-19, un total de 8.260 mujeres solicitaron asistencia por situaciones de violencia por razones de género en la provincia de Neuquén. El 40,59% recurrió a más de un organismo. El 63,58% de las que pidieron ayuda tenía entre 20 y 39 años, una franja considerablemente joven. Las medidas de restricción a la circulación, para evitar la propagación del virus, convirtieron a la Línea 148 en la principal boca de ingreso de la demanda.

Los datos pertenecen al informe elaborado por el Observatorio de Violencia contra las Mujeres de Neuquén, encargado de recolectar y producir estadística oficial para el diseño de las políticas públicas. Se creó por ley en 2013 y su primera publicación es de 2016.

Las fuentes que brindaron información, en esta oportunidad, fueron: la Policía, el Centro de Atención a la Víctima, la subsecretaría de Familia, la Oficina de Violencia del Poder Judicial y el municipio de Plottier.

De todos estos organismos las comisarías concentraron el mayor número de intervenciones-55,32%- lo cual indica el rol crucial que cumplen al momento de tomar las denuncias.

La modalidad de violencia doméstica es la que preponderó, ya que se registró en el 99,11% de los casos. En el informe se aclara que, además, es la que está socialmente más reconocida en comparación a otras, como la institucional, laboral, obstétrica.

La violencia psicológica se registró en el 98,22% de los casos informados. El 65,34% reportó violencia física. La económica-patrimonial ocurrió en el 36,41% de las situaciones. En tanto la violencia sexual fue identificada en el 22,02% de los registros. Esto no significa que se manifiesten de forma aislada, sino que en muchos casos concurren varios tipos.

En el 73,85% de los casos el vínculo entre el agresor y la denunciante era de parejas y exparejas. El 89,81% manifestó que los hechos ocurrieron más de una vez y el 88,65% reportó situaciones crónicas de hasta cinco años. El 59% de las mujeres tenían una ocupación laboral, aunque no se aclara si se trata de un empleo formal o informal.

En cuanto a la comparación interanual, el informe del Observatorio señala que los datos evidencian una disminución de las situaciones y esto debe interpretarse a la luz de la pandemia. "Mientras que las intervenciones presenciales disminuyeron, la demanda de atención telefónica a la Línea 148 aumentó, duplicando en algunos meses los ingresos del año anterior", se plantea en el documento.

Es la primera vez que se incorpora esta fuente, explicó Erika Pedersen integrante del Observatorio, y esto está relacionado, dijo, con darle "mayor comprensión al informe, entender la característica que tuvo la atención de mujeres durante la pandemia, en el año 2020".

Esta absorción de una parte del Estado provincial del flujo de atención fue informada por la propia Línea que derivó, entre marzo y agosto de 2020, un total de 59 situaciones al equipo de guardia de Desarrollo Social de Neuquén para resguardar a mujeres que estaban en inminente riesgo de vida o de femicidio. Se trata de aquellos casos en que se encuentran en emergencia y no cuentan con una red de contención a la cual puedan asistir, y por ello deben ingresar en el refugio. Son las situaciones más graves.


Comentarios


En pandemia, cada una hora una mujer pidió ayuda por violencia machista en Neuquén