Aumentos de luz y gas: explicación fácil y clara sobre los cambios que Nación puso en marcha

El gobierno publicó hoy cuatro normas que modifican el precio de la energía eléctrica y el gas, la cobertura de los subsidios y que además imponen o modifican los topes de consumo a subsidiar. En este artículo te explicamos parte por parte qué cambió y cómo puede incidir en las boletas por venir.

Comprender los cambios que la secretaría de Energía de la Nación aplicó hoy en las tarifas de energía eléctrica y gas natural no es nada fácil, y como muestra basta señalar que la entidad emitió dos fe de erratas a su propio comunicado. En este artículo analizaremos en términos claros y directos qué cambió, cómo incidirá en las boletas a pagar y a quiénes afecta más.

El gobierno nacional publicó hoy cuatro resoluciones (90/91/92 y 93/2024) por medio de las cuales hizo dos grandes cambios tanto en el servicio de energía eléctrica como en el de gas natural por redes.

Lo primero que hizo fue aumentar los precios de los productos energéticos en sí, el llamado PIST del gas (punto de ingreso al sistema de transporte), y el PEST de la luz (precio estacional) .

El segundo y más notable cambio realizado, es la aplicación de topes de consumo a los usuarios que tienen subsidios.

Vale recordar que hasta ahora existían algunos topes para los usuarios del segmento intermedio (N3) también llamado clase media, pero ahora esos topes se bajaron y se impusieron por primera vez topes a los usuarios de menores recursos (N2).


Los cambios en la energía eléctrica


En el caso de los usuarios del segmento intermedio (N3) que ya tenían estos topes, lo que se hizo en la energía eléctrica fue bajar el techo vigente que era de 400 kWh por mes a 250 kWh, y como era antes, lo que se consuma por arriba de ese límite se paga a tarifa plena, que como ya se marcó también aumentó.

Pero además se extendieron topes para los usuarios del segmento más bajo (N2) o de menores recursos económicos que hasta el mes pasado no tenían tope en sus consumos. En el caso de la energía eléctrica ese tope pasó a ser de 350 kWh por mes, y lo que consuman por fuera de ese techo deberá ser pagado a tarifa plena, la misma que paga el segmento de más altos ingresos del país (N1).

Hay una excepción que se extenderá hasta el 31 de agosto con las tarifas eléctricas que es un reconocimiento a los usuarios que no tienen red de gas y por eso consumen más electricidad en el invierno. En este caso, los topes serán de 700 kWh por mes para los usuarios de menores recursos y de 500 kWh para los del segmento intermedio.

El mapa de zonas contempladas para esta excepción es realmente amplio y en resumen sigue el área que hoy cubren las leyes de Zona Fría del gas, es decir que incluso abarcan zonas templadas como el sur de Santa Fe y Córdoba, y el norte de la provincia de Buenos Aires.

Un cambio más, y para nada menor, se aplicó en el caso de la energía eléctrica y es que se modificó el porcentaje de la cobertura de los subsidios (en la parte que toquen) que pasó a ser del 72% para los usuarios de menores recursos que antes era del 4% y del 56% para los intermedios que era del 5%.

Desde el gobierno nacional se ofreció un ejemplo (con tarifa de Buenos Aires y un consumo de 260 kWh) que marca incrementos de 22,8% para los N1, del 155,9% para el N3 y del 99,3% para los N2.


● N1 pasará de $24.710 a $30.355 (+22,8%)
● N3 pasará de $6.585 a $16.850 (+155,9%
● N2 pasará de $6.295 a $12.545 (+99,3%)

Claro está que para los usuarios de la región estos cambios podrían demorarse y no darse en los inmediato, dado que cada una de las empresas distribuidoras necesitará tener aprobados y publicados primero los nuevos cuadros tarifarios.


Cambios en la tarifa del gas


Como se marcó, los dos cambios fuertes realizados por Nación en las tarifas -que apuntan a reducir subsidios– se reiteran en el servicio de gas natural por redes y son la aplicación de nuevos topes y el aumento del precio del producto gas en sí.

En lo que hace al precio del gas (PIST), el mismo se elevó de 2,98 dólares el metro cúbico a 3,30 dólares para el caso de la región. Esto implicará un aumento automático para los usuarios residenciales del segmento más alto (N1), y también para los usuarios comerciales e industriales, que podría tener una incidencia final en las boletas del 9%.

Aunque el importe dolarizado en la región se reducirá a la mitad para todos los usuarios residenciales por el efecto de la Zona Patagónica.

Como en el caso de la luz, que se achicó el porcentaje cubierto con subsidios de la tarifa básica, en el gas también se hizo lo mismo. Concretamente, los usuarios de la categoría intermedia (N3) que venían pagando 1,16 dólares por metro cúbico, pasarán a pagar 1,49 dólares ya que se cubrirá solo el 55% del costo. Esto es un aumento del 28% en el costo que podría incidir al final de la boleta a pagar en un incremento del 16%.

Para los usuarios del segmento de menores recursos (N2) es donde se sentirán más los cambios. Se pasará -antes de Zona- de pagar 0,78 dólares, a 1,19 dólares por metro cúbico, marcando un alza en el ítem del 52% que derivaría con idéntico consumo en un aumento en el final de la boleta del 32%.


Topes de consumo en el gas


Pero como se marcó, sobre estos aumentos se sumarán además los nuevos topes de consumo. Como ya venía ocurriendo, el consumo que exceda un parámetro fijado por zonas del país por Nación hace dos años hará que los usuarios del grupo intermedio paguen la tarifa plena (N1) por el gas que supere ese límite.

La novedad está en que ahora se sumó un límite también para los usuarios del grupo de menores recursos, que será de 2,93 dólares por metro cúbico -un punto donde no queda en claro si se debe aplicar el descuento de Zona- y que sin dudas podría generar grandes cambios en el final de las boletas de la región, ya que los límites de consumo marcados por Nación son sustancialmente más bajos que los consumos promedio.

Desde el gobierno se indicó a modo de ejemplo la siguiente variación:

● N1, con un consumo promedio de 149 m3, pasará de $25.756 a $28.142 (+9,2%)
● N3, con un consumo promedio de 171 m3, pasará de $24.465 a $26.865 (+9,8%)
● N2, con un consumo promedio de 159 m3, pasará de $15.638 a $20.797 (32,99%)

Claro está que en función de los topes de consumo, las boletas podrían dispararse y para eso vale recordar que pese a que un consumo promedio para julio en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén es de 496 metros cúbicos en el mes, el techo puesto por Nación para ese mes es de 217 metros cúbicos para los usuarios que menos gas consumen (categoría R1), de 257 metros cúbicos para los clásicos R3.1, y de 314 metros cúbicos para los usuarios de consumo más alto (R3.4).

Estos techos de consumo que ahora se aplican también a los usuarios de menores recursos económicos harán que se deba prestar mucha atención al consumo, ya que podrían implicar pagar el precio más alto del gas por la mitad de lo consumido.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora