En Río Negro, más de 100.000 usuarios ya no tienen subsidios en la electricidad: el impacto

La franja que perdió ese beneficio representa el 37% del total de la Provincia. El resto mantiene parcial o totalmente esa cobertura nacional.

En Río Negro, algo más de 100 mil usuarios residenciales perdieron totalmente el subsidio nacional en sus tarifas eléctricas. La quita se inició el año pasado, fue progresiva y concluyó con los consumos de mayo último. Sus impactos se detectan con los próximos vencimientos bimestrales.

La exclusión del subsidio y la tarifa plena determinan incrementos del 52% al 76% en relación al costo por los consumos de abril.

Por otra vía, previa autorización del Ente Provincial de Energía (EPRE), las distribuidoras aplican además aumentos ligadas a las paritarias salariales y actualizaciones tarifarias.

En la Provincia, los usuarios residenciales se aproximan a los 275 mil pesos.

El EPRE dispone de la clasificación de la Nación por su segmentación subsidiaria, ubicando al 37% de los usuarios en el Nivel 1, es decir, no se inscribieron para seguir con el beneficio o no pueden mantenerlo por sus ingresos.

Actualmente, ese segmento ya no tienen ningún subsidio.

Según un informe de la Jefatura de Gabinete de Nación, un 34% de los usuarios del país ingresaron en el Grupo . En Río Negro, es algo superior, con el 37%.

La titular del EPRE, Isabel Tipping confirma que esa franja tuvo un incremento que “ha sido fuerte” porque, “desde los consumos de mayo, esa categoría no tienen subsidio y están pagando la tarifa plena”.

El costo de energía representa el 53% de la tarifa de electricidad y el 47% restante corresponde a la distribución.

La quita definitiva del subsidio determinó un impacto en el valor de energía del 36% al 129% en los residenciales, según sus categorías eléctricas.

Según el cuadro de Edersa para el Nivel 1, el monto mínimo -sin impuestos- por 120 kwh bimestral pasó de 3.305 pesos en abril a 5.033 pesos en mayo, es decir, un 52%. Llegará a 5.194 pesos con las facturas por el consumo de junio, un 57%.

Los porcentuales son superiores con rangos mayores de utilización de kwh, ubicando a las subas medias entre un 56% y 72%. El más alto alcanza el 76%.

En la inicial segmentación subsidiaria, Nación registró algo más de 162 mil usuarios inscriptos de Río Negro, es decir, un 60% de la totalidad. Clasificó, en esa ocasión, a casi un 5% en el Nivel 1; el 38% en el Nivel 3 (intermedio, con subsidio parcial), y el 57% en el Nivel 2 (ingresos bajos y mantiene el subsidio).

Al final, la distribución indica que 100.700 usuarios se quedaron sin subsidios eléctricos en Río Negro. Son aquellos con ingresos superiores (encima de los 868 mil pesos) o registran tres o más vehículos o inmuebles, entre otras condiciones. En realidad, la mayoría incorporado en ese Nivel corresponde a quienes directamente no se anotaron en el registro nacional (RASE) para mantener el beneficio.

El resto – casi 174 mil, un 63%- tienen sus tarifas total o parcialmente subsidiadas por el Estado nacional.
Aquellos con ingresos bajos -Nivel 2- continúan con el beneficio, sin tope, mientras que el segmento medio -Nivel 3- tiene el subsidio hasta los 800 kWh bimestrales, considerando que Río Negro factura cada dos meses, y superado ese consumo si se aplica la tarifa plena.


Los mecanismos de aumentos del EPRE


Estas variaciones en los costos de la electricidad son sectoriales y se vinculan con las políticas nacionales de subsidios, que fueron anunciadas en el 2022.

Simultáneamente, el valor del servicio presenta cambios más habituales, autorizados por el Ente Provincial de Energía (EPRE).

Dos mecanismos derivan en subas: uno más directo y producto de las paritarias salariales, y el otro se corresponden con las actualizaciones tarifarias por la prestación del servicio, que parten por solicitudes de la empresa o las cooperativas, y requiere una audiencia pública previa.

En el marco de esos procesos, en junio pasado, el Ente otorgó un aumento a cuenta del 3% al 4% para Edersa mientras se finalizaba con el estudio del incremento final, a partir de un pedido de la distribuidora de un alza del 13%.

En el caso de la Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB), el organismo avaló una modificación tarifaria del Valor Agregado de Distribución (VAD) que significará alzas del 11% al 12% en las boletas de los usuarios residenciales de la cordillera.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora