Los nuevos conflictos en Libia sumaron más presión al mercado petrolero 

Opositores al gobierno bloquearon yacimientos y puertos de exportación en el país miembro de la OPEP. Pidieron la renuncia del primer ministro, Abdul Hamid Dbeibah.




El alterado mercado petrolero se agudizó nuevamente por los conflictos políticos que resurgieron en Libia y causaron no solo el cierre de uno de sus principales campos productores, sino también de dos puertos de exportación. Opositores al gobierno se manifestaron con el pedido de renuncia del primer ministro, Abdul Hamid Dbeibah, y eligieron como objetivo varias instalaciones hidrocarburíferas. 

En detalle, la petrolera del Estado de Libia, anuncio el freno, por razones de fuerza mayor, en la carga de hidrocarburos en el puerto ubicado en Mellitah, en el Oeste del país. Esto se debió a que «un grupo de manifestantes» obligó a cerrar la producción en el campo El Feel, que bombea unos 65.000 barriles de petróleo por día.  

Además, la terminal de exportación de Zueitina, en el Este de Libia, también detuvo sus operaciones por otras manifestaciones que bloquearon el ingreso y egreso de personal. Esto tuvo un impacto inmediato que frenó las cargas en un buque petrolero de 1 millón de barriles de petróleo de capacidad. 

Las sanciones al petróleo de Rusia, sumado a la incapacidad de diversos productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en cumplir con sus objetivos de extracciones, alteran aún más al mercado mundial que transita el año con altos precios que condicionan hasta las principales economías mundiales. 

El país miembro de la OPEP había iniciado un plan para recomponer su industria petrolera tras un fuerte conflicto que terminó en el bloqueo y militarización de los principales activos de gas y petróleo del país. El objetivo a mediano plazo era llegar a los 2,1 millones de barriles para 2023, sin embargo, los nuevos contratiempos llenar de incertidumbre al país y al mercado. 

La producción de crudo del país promedió un poco más de 1 millón de barriles por día en lo que va del año, frente a casi 1,2 millones en 2021. La caída le está cuesta al país millones de dólares en ingresos perdidos y se da en medio de la escalada de precios internacionales. 


Comentarios


Logo Rio Negro
Los nuevos conflictos en Libia sumaron más presión al mercado petrolero