Se agudiza el faltante de gasoil y complica al transporte y al campo

Desde diversos organismos se denunció que hay faltantes de gasoil que hoy afectan al transporte de cargas, pero que podrían poner en jaque al agro de cara a la cosecha. Es por la disparada de los precios internacionales en un tipo de combustible que se importa en grandes cantidades.

Desde hace varios meses es usual escuchar algún tipo de reclamo por la falta de gasoil en las estaciones de servicio de buena parte del país, pero la disparada de los precios que generó la invasión a Ucrania agravó esta situación. Desde la federación que nuclea al transporte de cargas (Fedeeac) se denunció que ya tienen serios problemas, mientras que desde la Confederación Rural Argentina (CRA) se advirtió que, pese a las expectativas por la cosecha del maíz y la soja, el sector podría no tener el gasoil para recoger los granos.

A diferencia de lo que ocurre con las naftas que se elaboran casi en su totalidad en las refinerías del país, cerca de un 30% del gasoil que se consume en Argentina es importado, una tendencia que se acrecienta además a medida que sube la cantidad de petróleo liviano de Vaca Muerta en los complejos.

Estos millones de litros que se importan lo hacen a un precio internacional que ya el año pasado estaba por debajo del precio del surtidor, es decir que las empresas lo vendían a pérdida. Pero esa situación se disparó por las nubes en el último mes cuando por el impacto de la invasión rusa a Ucrania, el precio del petróleo y todos sus derivados se elevó más de un 60%.

Desde la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), el organismo que nuclea a 43 cámaras de transporte de todo el país y 4.400 empresas, se aseguró que detectaron «cupos y topes para la carga en algunas estaciones de servicio y faltante en diferentes puntos de la Argentina».

Desde el organismo explicaron que mientras el precio del gasoil subió un 11 ó 12% en las estaciones de servicio durante este mes, para la venta mayorista que realizan la mayoría de las transportistas el alza su mucho mayor, de hasta el 27%, impactando de lleno en sus estructuras de costos que terminarán haciendo aumentar los costos de un sistema de transporte que mueve el 90% de las cargas del país.


Falta de stock en las estaciones de servicio


Esta diferencia de precios entre el canal mayorista y el precio de las estaciones de servicio hace que más transportes de cargas acudan a las estaciones, pero al regir cupos en ellas para el segmento pesado, cada vez son más los conductores que se encuentran con mangueras cruzadas.

A su vez, desde las estaciones de servicio «blancas», es decir las que no tienen una bandera oficial de una marca, se viene denunciando desde el verano la falta de gasoil por el retaceo en los envíos.

Desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), el organismo que nuclea a las estaciones de servicio del país, se viene denunciando esta situación desde hace meses.

«Hay desabastecimiento y cada vez se está poniendo peor. Dicen que es mentira y esto es así. Es un sinsentido ocultar que estamos sin producto. No se entiende», indicó el presidente de Cecha, Gabriel Bornoroni a Iprofesonal.

Desde el sector, se señaló que de acuerdo a la última suba de precios en surtidores, por cada litro de gasoil importado que se venden, las refinerías pierden más de 35 pesos, en especial YPF que es la que concentra el grueso del mercado.


Preocupa la falta de gasoil para la cosecha de maíz y soja


Pero el sector del transporte no es el único preocupado, porque desde el campo también se señaló la situación con preocupación, en especial ante la próxima cosecha sobre la que el gobierno cifra grandes expectativas de poder multiplicar el ingreso de divisas gracias a los altos valores de los granos.

«Vemos con preocupación esto, porque esta situación de guerra va a estar complicando todos los insumos y creo que en el campo nos vamos a ver perjudicados porque el suministro no va a ser igual a lo que estamos necesitando», aseguró el presidente de la Confederación Rural Argentina, Jorge Chemes, en declaraciones radiales.

Este escenario es de una gravedad más que importante, dado que podría afectar muy negativamente una cosecha en la que no solo se cifran las grandes expectativas de ingresos de divisas del país, sino que además esas divisas permitan garantizar los dólares que se necesitarán para la importación de gas en este invierno.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios



Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora