Vaca Muerta en el motor: todas las refinerías del país ya usan shale

El petróleo de la formación no convencional representa el 40% del crudo procesado para elaborar combustibles. De punta a punta del país, los surtidores ya tienen una parte de las extracciones de los yacimientos.




Si bien para muchas personas Vaca Muerta es algo lejano, allá por las recónditas estepas patagónicas, el petróleo de estos yacimientos llega hoy prácticamente a todos los rincones y motores del país, dado que todas las grandes refinerías lo están usando a la hora de elaborar sus combustibles.

De una punta a la otra de Argentina, el petróleo de Vaca Muerta representa un poco más del 40% del crudo que se procesa en las refinerías, haciendo que aún los más escépticos en torno al éxito de la formación shale ya estén en realidad cargando en los tanques de sus vehículos una parte del producto de esos yacimientos.

De acuerdo al último informe especial de la consultora G&G Energy Consultants, que conduce Daniel Gerold, en agosto pasado el petróleo proveniente de la Cuenca Neuquina representó nada menos que el 55% del crudo que conformó las canastas de las cuatro principales refinerías del país.

El tradicional petróleo tipo Medanito de la región es en realidad una sopa en la que se mezclan tanto la producción de crudo convencional como los barriles provenientes de los campos no convencionales, por lo cual el peso real del shale oil de Vaca Muerta en las cuatro principales refinerías del país baja a cerca del 40%.

Dependiendo de la procedencia de los combustibles que se carguen, los motores de la Argentina tendrán una mayor o menor presencia de Vaca Muerta. Las variaciones son considerables y van desde una participación del 75% hasta una mínima expresión del 20%.

De acuerdo al reporte de G&G Energy Consultants, la refinería que en agosto utilizó la mayor cantidad de crudo de la Cuenca Neuquina en términos porcentuales fue la que posee la firma Trafigura en Bahía Blanca. Allí el peso del petróleo tipo Medanito llegó al 79%.

La segunda gran refinería que más crudo de la Cuenca Neuquina utilizó fue la que posee Raízen en Dock Sud. La producción que se vende en las estaciones de servicio bajo la marca Shell contó con un 68,5% de este tipo de petróleo.

La refinería más grande del país es la que posee YPF en La Plata. Allí la petrolera de bandera procesó en agosto pasado un 53,3% de petróleo de la Cuenca Neuquina.

Siendo la excepción en la dieta de las grandes refinerías la que posee Pan American Energy (PAE) en Campana y que se comercializa en las estaciones Axion, en donde la estrella fue el Escalante, y el Medanito representó solo el 20,1%.


Las refinerías de Neuquén y Mendoza



A lo largo del país hay otras refinerías de menor escala que también reciben petróleo proveniente de la Cuenca Neuquina y de Vaca Muerta. El caso más destacado es el del complejo de Plaza Huincul de YPF en donde casi el 75% del petróleo que consumen es el ultraliviano de los campos no convencionales.

Este complejo se nutre exclusivamente del crudo de la Cuenca Neuquina, pero por la alta participación del shale en esa sopa que llega por los caños de la firma Oleoductos del Valle (Oldelval) es que la refinería ha realizado -y seguirá haciendo- importantes cambios para ajustarse a su procesamiento.

En la refinería de YPF de Luján de Cuyo, Mendoza, la participación del petróleo de la Cuenca Neuquina también es mayoritaria, a razón de un 75%, aunque por su ubicación se trata más del Medanito convencional que del shale oil de Vaca Muerta.

La firma Refipampa que llega a las estaciones de servicio bajo la marca Voy también se nutre íntegramente del petróleo de la Cuenca Neuquina, tanto en la sede de La Pampa, como en la refinería Fox Petrol de Senillosa.

En agosto la producción de Vaca Muerta superó los 224.000 barriles diarios, sobre un total del país de casi 600.000 barriles.

Si bien los consumos de las refinerías varían de mes en mes, no solo en función de la demanda sino también por los trabajos de mantenimiento que se realizan habitualmente, el petróleo de Vaca Muerta va ganando cada vez más espacio en la canasta que consumen.

Esto se traduce en que la producción de Vaca Muerta ya está presente en los combustibles que se comercializan de punta a punta del país, haciendo que las extracciones de esos campos de la estepa neuquina ya no sean algo lejano, sino que ya está presente en algo tan simplemente como los surtidores de todo el país.


Cómo se conforma la dieta de las principales refinerías


A la hora de procesar el petróleo en las destilerías del país, la mayor participación del crudo de Vaca Muerta no es del todo una buena noticia ya que se trata de un petróleo más liviano que el Medanito tradicional y por ende con un menor rendimiento a la hora de elaborar gasoil.

Si bien cada refinería tiene sus sistemas preparados para la canasta o dieta seleccionada por la empresa en cuestión, son cinco los tipos de petróleo o, mejor dicho, sus procedencias, que se utilizan en los grandes complejos del país.

Como ya se mencionó el petróleo de la Cuenca Neuquina que está formado por cerca de un 70% de shale oil, es el más consumido, a razón del 55% del total del crudo procesado en las grandes refinerías.

El segundo tipo de petróleo más usado es el Escalante, el crudo pesado característico de la Cuenca del Golfo San Jorge y que enarbola Comodoro Rivadavia. Este tipo de crudo representó en agosto el 30% del consumo de las refinerías y está estrechamente ligado a la elaboración de los diversos tipos de gasoil.

El tercer petróleo más usado fue el tipo Cañadón Seco que representó el 14% de la dieta de las grandes refinerías, mientras que con pesos mucho menores tuvieron presencia el crudo de la Cuenca del Noroeste y el de Tierra del Fuego.

En el caso de las refinerías de Luján de Cuyo y Plaza Huincul de YPF, al igual que las de Refipampa, el 100% del petróleo que corren es de tipo Medanito. En el caso del complejo industrial de Mendoza es donde se da la presencia del mayor aporte del petróleo de esa provincia, mezclado con el de la Cuenca Neuquina que es el insumo base de las demás refinerías.


Comentarios


Logo Rio Negro
Vaca Muerta en el motor: todas las refinerías del país ya usan shale