Exclusivo Suscriptores

Vaca Muerta y las criptomonedas: ¿Puede Nación minar el gas de venteo?

La iniciativa se debatió en entrevistas y en un encuentro con Sergio Massa, como una alternativa para nutrir de fondos al Banco Central. En este artículo explicamos qué es el gas de venteo, de quién es y qué se puede hacer con el mismo.

La idea que circuló en los últimos días en una serie de entrevistas televisivas y un encuentro con el ministro y candidato a presidente, Sergio Massa, es sencilla. Tomar el gas de venteo, el gas que no se inyecta en los gasoductos de Vaca Muerta, para generar con el mismo energía eléctrica y así minar criptomonedas que nutran las alicaídas arcas del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Pero en la práctica ¿Es posible hacer esto? En este artículo analizamos la realidad detrás de la idea.

Comencemos con el principio, con el gas de venteo. No es que haya un tipo de gas denominado así. Cuando en la industria hidrocarburífera de habla del gas de venteo se refiere al fluido que, ante la imposibilidad de ser inyectado en un gasoducto, porque no hay redes, las empresas productoras están obligadas a quemarlo.

En términos generales, el venteo está prohibido por la ley provincial 2175/97 en el caso de Neuquén, y por ende de Vaca Muerta, pero se autoriza como excepción en 3 casos:

1- Pozos exploratorios y pozos aislados: En el caso de que los pozos de exploración no tengan instalaciones para poder evacuar la producción de gas que extraigan, se autoriza su quema con un límite de 6 meses que es el plazo que se estima toma el estudio de un nuevo pozo.

En la mayoría de los casos se trata de pozos productores de petróleo que tienen una baja porción de gas, ya que si la producción de gas es alta, la mayoría de las empresas optan por construir un caño para su evacuación. Después de todo lo que se quema en el venteo es algo que le costó muchos dólares traer a la superficie.

Los venteos deben ser autorizados por el poder concedente, que en Vaca Muerta es hoy la provincia de Neuquén.

2- Venteo por obras. En algunas situaciones puntuales se autoriza un venteo hasta tanto se finalice una obra de tratamiento para dicha producción. La misma solo se autorizará por el plazo fijado en el cronograma de trabajos.

3- Contingencias. Se trata de situaciones excepcionales, producto por ejemplo de la falla de un equipo en una planta que, por seguridad, obliga a realizar el venteo hasta tanto sea solucionado el problema.

Las empresas no pueden libremente quemar el gas que no logran inyectar en redes, deben solicitar un permiso a tal fin al poder concedente, que en este caso es la provincia de Neuquén, o dar aviso en caso de contingencias. Si las firmas no solicitaron tal permiso o no avisaron en tiempo, corresponde una multa que equivale a 5 veces el precio comercial del gas quemado.


De quién es el gas


Con permisos limitados, en cantidad y en plazos, varias empresas han avanzado en la búsqueda de alternativas como la licuefacción en el lugar, por medio de dispositivos montados en camiones, y también en contados casos con acuerdos para el minado de criptomonedas.

¿Puede entonces el Estado nacional utilizar ese gas para el minado de cripto activos? No de forma libre, ya que ese gas no es del Estado nacional sino de las empresas petroleras que, con concesiones de explotación, lo extraen del subsuelo.

Un ejemplo claro de esto es el acuerdo que hace poco tiempo selló la firma Tecpetrol, el brazo petrolero del Grupo Techint. La compañía tiene un desarrollo en la zona norte de Vaca Muerta que está completamente aislado de gasoductos y oleoductos, es el bloque Los Toldos 2 Este.

Esta área tiene un fuerte potencial en la producción de petróleo, pero también tiene un problema: sus pozos producen gas junto con el petróleo y es por esto que, mientras el crudo es transportado en camiones, la operadora selló un acuerdo con una firma de tecnología para que utilice el gas que se produce allí para minar criptomonedas.

Esas criptomonedas no quedan ni en manos del Estado ni de la petrolera, sino de esa empresa de tecnología que le paga a Tecpetrol un precio bajo por ese gas que utilizará para generar energía eléctrica en el mismo yacimiento y con esa energía proceder al minado.

Si el objetivo, como se planteó en las charlas recientes entre el especialista Santiago Siri y el ministro Massa, es que el minado nutra las arcas del Estado, entonces el mismo Estado debería comprar ese gas, contratar a una empresa que haga el minado y, a diferencia del acuerdo firmado por la petrolera mencionada, debería pagarle por el servicio de minado para poder quedarse con los activos generados.

La utilización del gas que no tiene gasoductos donde inyectarse para el minado de cripto activos no solo es una buena solución para un problema que tiene Vaca Muerta, sino que también tiene el interés del gobierno neuquino, en su rol de poder concedente de los actuales desarrollos de Vaca Muerta.

Y es que existe una amplia zona de la formación shale que tiene un enorme potencial para por ejemplo la producción de petróleo, pero se enfrenta a este problema de la falta de gasoductos para poder evacuarlo.

Es decir que el potencial para desarrollar más proyectos de criptominado con el gas de Vaca Muerta es importante, pero no es tan simple como que el gobierno nacional pueda tomar ese gas para dárselo a firmas de minado.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora