YPF definirá el año que viene si extiende decenas de concesiones petroleras por vencer

Gran parte de los contratos de las áreas hidrocarburíferas del país finalizan en 2027. La petrolera de mayoría estatal posee buena parte de esos bloques que son convencionales.

La industria hidrocarburífera argentina atraviesa un buen momento, auspicioso gracias al potencial del desarrollo no solo de Vaca Muerta y del offshore. Sin embargo, también se encamina a un fuerte reacomodamiento, ya que gran parte de las concesiones hidrocarburíferas del país llegarán en pocos años a su vencimiento, muchas las cuales están hasta hoy en manos de YPF.

Desde la petrolera de mayoría estatal, su CEO, Pablo Iuliano, detalló que “durante el año que viene nos vamos a enfocar a delinear cuál va a ser el plan para esas áreas y qué es lo que vamos a renovar”.

Y solo se limitó a anticipar dos criterios que tiene la firma por el momento: por un lado se buscará renovar las concesiones de todas las áreas que tienen potencial para desarrollar Vaca Muerta, y por el otro lado también se analizarán alternativas de operación por medio de terceras compañías para algunos bloques del convencional.

Puertas adentro de YPF se sabe que el tema es candente y es por esto que Iuliano fue claro al plantear que el objetivo de la firma no es reducir su presencia, ni tamaño en las diversas provincias del país, sino todo lo contrario ya que la petrolera busca duplicar su producción para el 2027.


Por qué vencen los contratos


De acuerdo a la legislación nacional que se rige por la Ley 27.007 de 2014 y su antecesora la 17.319 de 1967, las concesiones para la explotación de hidrocarburos convencionales se dan por una plazo de 25 años.

El mismo puede ser extendido por otros 10 años y de hecho el entramado normativo no pone un tope a la cantidad de extensiones, sino que solo fija que deberán gestionarse un año antes de la fecha de vencimiento.

Esto por esto que si bien el grueso de las áreas finalizan sus plazos en 2027, también hay bloques que lo hacen un poco antes, en 2025, y es por esto que las empresas titulares -no solo YPF- deberán sentarse en poco tiempo más a definir sus estrategias.

En Neuquén, la provincia que capitaliza el desarrollo de Vaca Muerta, hay más de una veintena de bloques que están llegado a la finalización de su concesión en manos de múltiples operadoras desde YPF hasta firmas centradas en la operación de campos maduros como es el caso de Oilstone.

Este tipo de compañías podrían verse beneficiadas en los próximos años con contratos de asociación con los titulares de los bloques, una suerte de gerenciamiento de los campos maduros del convencional.

Precisamente, días atrás Vista, la petrolera de Miguel Galuccio, realizó un acuerdo de este tipo con la firma Aconcagua Energía para que esa compañía opere los campos convencionales que posee en Río Negro.

Algo similar podrían hacer las demás compañías, en especial aquellas que apunten a focalizar sus esfuerzos en hacer rendir al máximo las áreas de Vaca Muerta.

En cada provincia las extensiones de las concesiones podrán tener sus propios condimentos ya que, si bien los contratos por vencer corresponden a la última tanda de concesiones que dio el gobierno nacional, tras la reforma de 1994 son las provincias las concedentes.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora