Enfático rechazo de Alberto Fernández a las retenciones frutícolas

El candidato del Frente de Todos aseguró que serán eliminadas de llegar al poder el próximo 10 de diciembre.



Alberto Fernández.

Alberto Fernández.

El candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, comenzó a dar algunas señales económicas sobre las que está trabajando junto a su equipo de asesores y aseguró que las retenciones a las exportaciones serán eliminadas de llegar al poder el próximo 10 de diciembre.

Fernández señaló que “las retenciones existen y Macri no para de ponerlas. Si alguien puso retenciones, es Macri y terminó poniendo retenciones a la industria y a la agroindustria. Las retenciones a la industria son inconcebibles. Las retenciones a sectores centrales en las economías regionales, el olivo en Cuyo y las peras y las manzanas en el Valle patagónico, eso es inadmisible”.

En una entrevista publicada en el diario Clarín el candidato agregó que eliminaría las retenciones en las economías regionales agregando; “pero obvio (que las eliminaremos), esas son economías que sufren. Eso no se puede hacer en todo lo que sea agroindustria. Todo es una locura. Después, si vos me decís, en un país con cinco o seis puntos de déficit fiscal real es difícil bajar las retenciones a la producción primaria, eso lo entiendo. Ahora hay que poner la menor cantidad de retenciones para que ese sector logre un equilibrio que le permita producir y exportar porque necesitamos que exporten”.

Las palabras del candidato a presidente llegan en un momento justo para el sector frutícola del Valle de Río Negro y Neuquén que está solicitando la eliminación de los derechos de exportación al gobierno nacional desde su implementación.

La medida hoy está generando un sobrecosto para todo el sistema frutícola en torno a los 2.000 millones de pesos por año. Si bien Fernández está en medio de la campaña electoral, aclarando esto por todas las promesas incumplidas que realizaron todos los partidos políticos en referencia a este tema, no deja de ser una propuesta que es bienvenida para la actividad que hoy se encuentra sumergida en una profunda crisis financiera, económica y productiva.

Dólar y FMI


Fernández exigió a la actual gestión que el Banco Central en esta crisis trate de preservar las reservas. “Es lo único que nos queda después de todo el daño que se ha hecho. Me parece que la actuación del Central en ese tema es la más sensata”, detalló en parte de la entrevista. “En la práctica de ellos parece más razonable esto que lo que inicialmente se vislumbró, que fue liquidar reservas para bajar el dólar. Si el lunes hubieran puesto todas las reservas del país, no hubieran parado el precio del dólar”, confió el candidato a presidente al analizar lo actuado por el titular de la entidad financiera, Guido Sandleris.

En relación al acuerdo con el FMI remarcó que debe ser el presidente Macri quien deba comenzar las renegociaciones con el organismo internacional ya “que incumplió el pacto con el Fondo. El firmó un pacto muy nocivo para la Argentina, que además nunca cumplió. Yo se lo dije cuando hablamos por teléfono. Porque en verdad, la Argentina no cumplió ni con la meta inflacionaria, ni con la meta de crecimiento, ni con la meta fiscal. Y además se comprometió a devolver el préstamo en condiciones imposibles”.

Fernández destacó que hay que buscar una solución con el FMI, “porque la verdad es que si nosotros no producimos, exportamos y generamos dólares, es muy difícil pagar esta deuda. Lo que ya hicimos con Lavagna en 2003 fue decir ‘hacete socio de mi crecimiento’. Ya lo hicimos con el famoso bono con la cláusula del PBI de crecimiento. Esas son todas alternativas, todas atendibles y todas posibles. Pero lo más importante es que entendamos en qué situación estamos. Tenemos que entender que estamos virtualmente en condiciones de default, y por eso los bonos argentinos valen lo que valen, porque el mundo se da cuenta que no se puede pagar. Hay que actuar con sensatez, y sensatez es que Argentina debe cumplir sus obligaciones”.


Comentarios


Enfático rechazo de Alberto Fernández a las retenciones frutícolas