Entrevista con Baltasar Comotto, antes de su gira por el Alto Valle

El guitarrista del Indio Solari llega a la región para presentar las canciones de su nuevo disco y gemas del rock nacional, en formato electro rock, junto a Macabre.





Baltasar Comotto es un guitar hero –porque definitivamente lo es- por demás particular. Solicitado nada menos que por Andrés Calamaro, Luis Alberto Spinetta y el Indio Solari para sus respectivas bandas y autor de una sólida carrera solista, Comotto no solo es un guitarrista al servicio de la canción antes que, del propio instrumento, sino que, de un tiempo a esta parte, está más interesado en su voz que en tocar la guitarra.


Este fin de semana, su música sonará fuerte en la región de la mano del “Físicamente Tour 2021”, una intensa gira de cinco shows en cuatro días que comenzará este viernes en Neuquén, seguirá el sábado, primero en Roca y más tarde en Regina; el domingo en Centenario; y el lunes en Fernández Oro (ver aparte).


Será, como el mismo Comotto los define, un puñado conciertos de electro rock en formato de dúo, ya que vendrá acompañado de Macabre, quien se encargará de sintetizadores, programaciones y el bajo. Mientras que él, Comotto, tocarás la guitarra y cantará.


En un diálogo telefónico con Río Negro, el guitarrista de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, la súper banda del Indio Solari, adelantó de qué irán los shows del próximo fin de semana, entre otros asuntos.
“Con Macabre venimos tocando algunos temas de mi próximo disco, ‘Empezó la cacería’, en formato dúo, además vamos a tocar clásicos del rock argentino. Van a ser shows de rock para empezar a mostrar este nuevo material que estoy por sacar, un disco que va a tener once temas de los cuales ya edité tres en formato EP”, contó.
Acerca de su nuevo disco, el cuarto luego de “Rojo” (2005), “Blindado” (2011) y “Elite” (2017) Comotto lo describió como un disco diferente a los anteriores, en el sentido de su producción tanto como el de la ejecución de su música. O, en sus propias palabras: “Más rápido, más corto, más directo que los anteriores”.

Comotto, junto a Andrés Calamaro, con quien grabó «Bohemio».


Las bases de “Empezó la cacería” se grabaron a finales de 2019 en Ave Sexua, el estudio de Emma Horvilleur y Lucas Marti. Allí, en dos días se grabaron las bases de los once temas junto al baterista Juan Pablo Alfieri y bajo la producción de Eduardo Herrera. En los primeros meses de 2020 fue el turno de los overdubs y ya en pandemia avanzaron con algunas mezclas y ciertas grabaciones. Lo último en grabarse, este año, fueron los aportes del “electro gurú” Alejo Ferreres, quien a partir de sus programaciones le dio al disco una particular sonoridad tecno-industrial.
Acerca de los orígenes del disco, cuenta Comotto: “Salió de mi casa de una preproducción que hice de unos veinte temas que tenía en mi cabeza con programaciones, con instrumentos que desarrollé acá en casa. En principio iba a ser doble, ‘Empezó la cacería’ y ‘Terminó la cacería’, que por ahora quedé en el primero. Los diez temas que no entraron sería el segundo disco”.


Sobre la música que tenía en mente, el guitarrista reveló que “el criterio era hacer un disco rápido, ‘ramonero’ como yo le digo, no porque sea un disco de punk rock, sino porque se tratan de canciones más rápidas, más veloces. Un disco más contundente, en definitiva”
Otra diferencia con sus discos anteriores es que varios temas surgieron desde el bajo y no de la guitarra. “Nunca había grabado yo todos los bajos en simultáneo con la batería. En este sentido fue muy distinto a todo lo que había hecho antes también por haber metido en solo dos días las once bases. Fue muy divertido, lo disfruté un montón. Y me gustaría volver a hacerlo, grabar los bajos en conjunto con la batería en vivo”.

En escena, junto al Indio Solari como parte de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado.


Más allá de la evidente sonoridad electro-tecno-industrial de “Empezó la cacería”, el tema que, además de darle el nombre al disco, abre el reciente EP, también hay otras sonoridades más cancioneras, composiciones que bien pueden interpretarse con una acústica. Sobre estas alternancias en las guitarras, Comotto advierte que tampoco hay solos largos: “Hay solos mucho más cortos de los que hago. Ojalá en el futuro haga discos con solos largos (risas)”.
Más en profundidad, Comotto reconoce que siempre sintió que su música estuvo más aferrada a las canciones. “Son canciones que puedo tocar con la acústica también”, dirá él.


Por todo esto, no sorprende que se considere a sí mismo como un guitarrista que está en función de la canción antes que del instrumento. “Me interesa el rol de la guitarra en el contexto de la canción, de protegerla y acompañarla más allá de los solos y de cuestiones instrumentales entre sí. Creo que la guitarra tiene ese poder de ir acompañando la canción y tenga una voz propia como si fuera la línea de voz propiamente dicha. Me identificó con guitarristas como George Harrison, Pete Townshend, Kurt Cobain, Jimi Hendrix, si los escuchás, si bien son instrumentistas terribles, siempre están en función de la canción y no en el del instrumento como Van Halen, Steve Vai o Satriani. En definitiva, que lo más importante sea la canción, no el instrumento”.

Macabre, compañero de ruta de Baltasar Comotto para la gira Físicamente Tour 2021. (Foto: Edgardo Kevorkian)


Sobre su rol de cantante, Comotto, quien participó como del disco “Bohemio” (2013), de Andrés Calamaro; y de “Para los árboles” (2003) y “Un mañana” (2008), ambos de Spinetta, y del histórico concierto de Las Bandas Eternas de 2009, confesó que siempre tuvo la inquietud de la voz. Incluso reconoce que hoy quizás disfrute más de cantar que de tocar la guitarra. “Por eso estoy más abocado a la voz, admite.
“He participado como corista en muchos proyectos, con Calamaro hacíamos unos coros bárbaros, siempre me gustó la cuestión vocal más allá de que mucha gente me conoce como guitarrista”, asegura. Pero una cosa es hacer coros y otra muy distinta es cantar como sucede con Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, sobre todo a partir de la ausencia escénica del Indio Solari.


“Con Los Fundamentalistas vamos viendo la elección de las canciones con Gaspar (Benegas, guitarrista) con Pablo (Sbaraglia, tecladista), también con el resto del grupo. A veces se cambian los temas porque no quedan bien. Un repertorio tan vasto, tan propio de la gente que escucha al Indio y Los Redondos tratamos de dejar los egos y ver qué tema le queda mejor a cada uno”. Más allá del buen recibimiento de parte del público y del visto bueno del propio Indio Solari, Comotto lo tiene bien en claro: “La voz del Indio es irreemplazable y la extrañamos un montón”.

Comotto en el Alto Valle

Viernes: a las 21, en Te.Ne.As. (Leguizamón 1701, Neuquén). Entradas: $1500, en venta en Flipper (Av. Argentina 179) y por sistema livepass.com.ar .
Sábado: a las 18, en Casa de la Cultura (9 de Julio 1043, Roca); y, a las 21, en Regina.
Domingo: a las 20, en Bar Cultural La vieja Estación, de Centenario.
Lunes: a las 22, en La Cocina de Oro (Sarmiento y Rivadavia, Fernández Oro).


Temas

Música

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Entrevista con Baltasar Comotto, antes de su gira por el Alto Valle