“Es hora de dejar de ser una promesa”

El secretario de Planeamiento Energético de la Nación, Daniel Dreizzen, destacó la trascedencia de Vaca Muerta para el desarrollo del país y valoró las mesas de trabajo.



#

Todo curso de introducción a la industria hidrocarburífera parte de la aclaración de que Argentina no es un país petrolero, como Arabia Saudita, sino un país con petróleo. Esa premisa histórica que enfatiza la estrechez de los recursos es la que el secretario de Planeamiento Energético de la Nación, Daniel Dreizzen, tiene la misión de modificar: “Tenemos que cambiar la lógica y empezar a reconocernos como un país petrolero”.

Como parte nodal de ese cambio que se busca alcanzar, Dreizzen tiene a su cargo el desarrollo de la relanzada Mesa Vaca Muerta, un espacio integrado por las operadoras, los gobiernos y los gremios, con el objetivo de buscar soluciones a las problemáticas que hoy limitan el desarrollo de los recursos que posee la formación no convencional.

“Hace algunos años los ingenieros eran bastante pesimistas y nadie se imaginaba este boom que estamos teniendo. Pero hay que trabajar para dejar de ser una promesa. Tenemos que dejar de tener potencial para realmente tener una producción que nos convierta en exportadores de nivel mundial tanto de crudo como de gas”, aseguró Dreizzen en diálogo con “Río Negro Energía”.

La Mesa Vaca Muerta apunta precisamente a potenciar el desarrollo y es por esto que Dreizzen destacó que “es un espacio fundamental donde interactúan las operadoras, tres provincias y cinco ministerios nacionales con el objetivo de duplicar en cinco años la producción de gas y petróleo y crear 500.000 nuevos puestos de trabajo en todo el país”.

Para esto remarcó que “el desafío es competir en costos con Permian, porque es una necesidad porque estamos hablando de capitales internacionales que van al lugar que sea más rentable”.

La búsqueda de nuevas inversiones responde a los cálculos realizados por el gobierno, en donde estiman que para un buen desarrollo de los recursos no convencionales que permita cumplir con el objetivo de duplicar la producción. “Se necesita un nivel de inversión de 10.000 a 20.000 millones de dólares por año y en este momento se invierten en lo que es upstream unos 6.000 millones de dólares”, aseguró Dreizzen.

Con tres encuentros de la mesa multisectorial ya realizados, algunos ejes se van definiendo claramente.

En el caso del midstream las operadoras plantearon los cuellos de botella que enfrenta el transporte tanto de gas como de petróleo y el gobierno nacional apoya trabajar en una nueva regulación para la construcción de nuevas infraestructuras. “Lo que se busca es tener una regulación más parecida a la Estados Unidos y creemos que también las provincias en esto pueden colaborar”, indicó Dreizzen.

Otro de los puntos destacados de los últimos encuentros fue el uso obligatorio de mantas oleofílicas. “El objetivo que tenemos es eliminar las mantas cuanto antes y cambiar las normativas por un protocolo de seguridad mejor, similar a los que han dado buenos resultados en el resto del mundo”, detalló Dreizzen.

En tanto que en la búsqueda de crear mercado para el gas, el funcionario detalló que “estamos definiendo un proyecto para que el transporte público del Gran Buenos Aires funcione con GNL que además reduce la producción de smog y hace menos ruido”.

gentileza

El funcionario está al frente de la relanzada Mesa Vaca Muerta con la que se busca lograr el objetivo de duplicar la producción de gas y petróleo en cinco años.

“Hoy se están invirtiendo unos 6.000 millones de dólares en lo que es el upstream y queremos llevarlo a 10 ó 20.000 millones de dólares por cada año”.

“La Mesa Vaca Muerta me apasiona porque reúne a las empresas y los gremios, con tres provincias y cinco ministerios”.

Daniel Dreizzen es el secretario de Planeamiento Energético de la Nación.

Energía Entrevista a Daniel Dreizzen

Datos

El funcionario está al frente de la relanzada Mesa Vaca Muerta con la que se busca lograr el objetivo de duplicar la producción de gas y petróleo en cinco años.
“Hoy se están invirtiendo unos 6.000 millones de dólares en lo que es el upstream y queremos llevarlo a 10 ó 20.000 millones de dólares por cada año”.
“La Mesa Vaca Muerta me apasiona porque reúne a las empresas y los gremios, con tres provincias y cinco ministerios”.

Comentarios


“Es hora de dejar de ser una promesa”