Centenario: Trabajo interviene en el conflicto de Jugos del Sur

Convocó a una audiencia para acercar a las partes. El personal se encuentra en las instalaciones y reclama el pago de salarios atrasados y rechaza una propuesta de retiros voluntarios.



#

La planta industrial, ubicada en la ciudad de Centenario, se encuentra ocupada desde el jueves por los empleados.(Foto: oscar livera )

La subsecretaría de Trabajo de la provincia intervino ayer en el conflicto de la empresa Jugos del Sur y convocó a una audiencia para acercar a las partes.

Los empleados reclaman el pago de salarios atrasados y resisten una propuesta de “retiro voluntario” acercada por los dueños, quienes argumentan no tener dinero para afrontar indemnizaciones.

El próximo miércoles volverán a reunirse a las 10 para tratar de avanzar en un acuerdo. “Siguen insistiendo en que la fruticultura no es rentable. Se bajó la producción un 90%, somos 80 empleados y es un grupo muy grande para la empresa para soportar los sueldos en relación a lo que se muele y procesa”, indicó uno de los trabajadores de la juguera.

Indicó que el pedido más urgente es la regularización de sueldos, ya que deben haberes de marzo, abril y mayo y que el empresario Francisco Prado les propuso moler la fruta que está hace unas tres semanas “que se está echando a perder”. “Nosotros lo vamos a hacer en el transcurso de la semana que viene, pero ese jugo no va a servir”, advirtió el empleado.

“El cierre de la fábrica depende de él. El dueño quiere reducir el plantel un 70% y estamos de acuerdo siempre y cuando nos mande el telegrama de despido y pague los años de indemnización que tenemos cada uno”, agregó la fuente.

En enero de este año, Prado ya había explicado a “Río Negro” que la empresa atravesaba una profunda crisis porque no recibía fruta, los empleados no cobraban y tenía deudas, entre otras con el EPEN.

Oferta

La propuesta para los trabajadores en los últimos días fue que aceptaran retirarse de la planta voluntariamente por 90 días, sin goce de haberes y con una posible reincorporación más tarde de acuerdo al resultado financiero.

Esa es la oferta que los trabajadores no están dispuestos a aceptar. Por ahora, mantendrán la ocupación en la fábrica de Centenario a la espera de lo que pueda suceder el miércoles. Según se indicó, no hubo pedidos de parte de los empresarios ni del subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel, para que cesen con esa medida de fuerza.

Jugos del Sur procesa de manera industrial las peras y manzanas que no encuentran ubicación en los mercados de fruta fresca. De allí obtiene los jugos concentrados que tienen por destino el mercado interno y, en mayor medida, la exportación. La empresa fue comprada en los 90 por el matrimonio compuesto por Francisco Prado y Juana Rosa Martí.

La juguera es una de las actividades industriales en crisis dentro de la provincia. En el Parque Industrial de Neuquén cerró este año una fábrica textil y las cerámicas administradas por los trabajadores enfrenta serios problemas económicos y financieros.

La cartera laboral convocó a una reunión para el miércoles a las 10. Desde enero la firma advertía que enfrentaba diferentes tipos de problemas.

Mano de obra

Datos

La cartera laboral convocó a una reunión para el miércoles a las 10. Desde enero la firma advertía que enfrentaba diferentes tipos de problemas.
80
es el número de empleados de la empresa. Según los trabajadores, hay intención de reducir la cifra un 70%.

La empresa Jugos del Sur de Centenario parece detenida y los rumores de cierre comenzaron a rondarla. Desde agosto no reciben fruta, los empleados no cobran desde diciembre y tiene deudas, entre otras con el EPEN que podría complicar el suministro de luz. Aunque el panorama es más que sombrío, desde la empresa aseguran que la intención es poder sacarla a flote y no cerrar.

“Problemas no nos faltan pero de ninguna manera estamos cerrando. Se está trabajando con fuerza para que eso no suceda”, dijo Francisco Prado uno de los dueños de Jugos del Sur.

La empresa procesa de manera industrial las peras y manzanas que no encuentran ubicación en los mercados de fruta fresca, para obtener jugos concentrados destinados al mercado interno y en mayor medida a la exportación.

Aproximadamente 60 empleados dependen de esta empresa y hoy están con mucho descontento porque no están cobrando los sueldos. A su vez, si bien todavía tiene el servicio de luz, acumuló una deuda importante con EPEN, que deberá saldar para poner en marcha la industria.

“No estamos recibiendo fruta porque recién está empezando la pera. Es cierto que estamos en una situación de crisis, pero queremos ponerla en marcha nuevamente”, insistió Prado. Confirmó que desde agosto está suspendida la compra de fruta y dijo que quieren “que se recupere, que vuelva a trabajar y sea una fuente de alternativa para los productores”.

Para los productores la industria está casi fuera del alcance, porque según manifestaron no pueden pagar por la fruta, ni siquiera el costo de producción, pero de todas maneras si cierra es negativo, porque se achican las alternativas de la fruticultura. “Las empresas que cierran solo generan más perjuicios, que los que venimos padeciendo, a nuestra economía regional”, dijo el presidente del la Federación de productores Jorge Figueroa.

En las chacras aseguran que la empresa desde hace un tiempo cambió la modalidad de liquidación. Las industrias pagan cuando reciben la fruta y Jugos del Sur desde el año pasado no lo hace.

“En la zona la de Plottier, de Cinco Saltos, los productores dependen de ellos. Ahora hay mucha fruta que la agarró la piedra y la helada. En la cooperativa La Flor, por ejemplo, de 12 millones de fruta que entran normalmente, no creemos llegar a los cinco”, dijo Fernando Almohalla, presidente del Consorcio de riego e integrante de la cooperativa.

El mercado

El desequilibrio

frutícola

La empresa fue comprada en los 90 por el matrimonio compuesto por Francisco Prado y Juana Rosa Martí.

A fines de noviembre pasado, el directorio estuvo revuelto y en la reunión de accionistas, removieron a Francisco Prado como director y se eligió a Juana como nueva directora. A su vez, en un edicto del 17 de enero, se convocó a los acreedores a que se presenten a ejercer sus derechos, “bajo apercibimiento de declarar el cumplimiento del concurso homologado el 15 de marzo del 2001”.

El año pasado la empresa exportó, según los datos de la terminal de servicios portuarios Patagonia Norte, unas 8.000 toneladas que representan un 22% de la exportación total de concentrados de la región.

El panorama global para la industria muestra signos de debilitamiento y para Jugos del Sur es peor que para otras. “Cuando el examen es difícil hay que estudiar mucho más y la verdad es que en un momento difícil, no se trabajó como se debía”, confió Prado y reiteró que busca una salida.

Datos

50%
de la producción de manzanas de la región se destina a la producción de jugos concentrados.
90%
de la exportación del producto tiene como destino los Estados Unidos. Argentina es el 5º productor mundial.

Comentarios


Centenario: Trabajo interviene en el conflicto de Jugos del Sur