Estudiantes de Bariloche elaboran un libro de cocina saludable

Unos 23 alumnos del último año de la Escuela de Hotelería diseñaron un recetario con códigos QR para ver los videos de la elaboración.

Unos 23 estudiantes de sexto año de la Escuela de Hotelería de Bariloche participan en la elaboración del libro "Abanico de recetas" que estará disponible a partir de septiembre. El proyecto forma parte de un programa de la Fundación Junior Achievement, una organización mundial con más de 100 años de antigüedad y 30 años en Argentina, que promueve la formación y la vinculación de los jóvenes con el mundo del trabajo.

En esta oportunidad, el libro incluye 40 recetas saludables con harinas alternativas y la particularidad es que cada una tendrá un código QR que estará vinculado a un video con la elaboración.

"Sucede que hoy el libro de recetas está perdido como material de trabajo. Muchos buscan tutoriales de video. En este caso, se ofrece algo interactivo pero a la vez, impreso", explicó la docente Cecilia San Martín.

Lara Dancyker, de 18 años, recalcó que "el libro está orientado a la alimentación consciente y más saludable. La idea es no quedarse en las recetas más básicas sino usar harinas alternativas u otros ingredientes que no se usan en el día a día. Salir de la harina de trigo común". Puso como ejemplo, la sopa de coco y maní y, el budín de porotos negros.

Unos 23 alumnos de sexto año participan del proyecto. Foto: gentileza

Este emprendimiento forma parte de la materia Prácticas Profesionalizantes que consiste en aplicar todo lo aprendido. Debido a que las prácticas estuvieron suspendidas, en abril a los estudiantes se les ocurrió este proyecto.

"Es un diseño absoluto de los chicos que ahora están en plena producción del libro. La consigna era desarrollar un emprendimiento orientado a la hotelería y gastronomía", aclaró la profesora.

Agustina Aguera, otra de las estudiantes integrantes del proyecto, aseguró que el emprendimiento “fue un desafío para todo el curso: ponernos de acuerdo, buscar un mismo objetivo pero, a la vez, fue algo que nos unió más porque veníamos de un año de pandemia sin vernos”.

Por otro lado, comentó que el libro contará con "una lista de proveedores locales para encontrar los insumos de cada receta" y aclaró que se divide en cuatro capítulos (carnes de la región, harinas alternativas, comidas veganas y vegetarianas y bebidas). “Algunas recetas son de nuestros profesores. Es una manera de agradecerles a ellos también, dejando su marca”, dijo.

El budín de harina de porotos negros. Foto: gentileza

Comentarios


Estudiantes de Bariloche elaboran un libro de cocina saludable