Europa continúa en estado de máxima alerta antiterrorista

Enterraron en lugares secretos a los dos hermanos Kouachi.

AP

Tropas militares custodian los lugares clave en la mayoría de las ciudades de Francia.

PARÍS (AFP)- Europa permanecía bajo alerta ayer, mientras las autoridades belgas buscaban al sospechoso de encabezar la célula “terrorista” que fue desmantelada esta semana, y en Francia y en Alemania la policía intenta bloquear las protestas antiislamistas. En Francia, donde reinaba un ambiente tenso, fue enterrado en secreto en una tumba anónima Cherif Kouachi, uno de los dos yihadistas que atacaron la sede del semanario “Charlie Hebdo” la semana pasada, para evitar que el cementerio se vuelva un lugar de “peregrinaje”, informaron las autoridades. Por su parte, Bélgica desplegó sus tropas por primera vez en 35 años, mientras las autoridades seguían buscando a Abdelhamid Abaaoud, sospechoso de ser el jefe de la célula, que según la policía, proyectaba atentados contra las instituciones de seguridad, y que fue desmantelada esta semana cuando dos supuestos yihadistas fueron abatidos. Tras la detención en Atenas de dos sospechosos de “tener una relación” con el presunto grupo yihadista, la fiscalía belga anunció este domingo que pediría la extradición de uno de ellos, pero no confirmó si se trata o no de Abaaoud. Hoy está prevista una reunión de los ministros europeos de Asuntos Exteriores en Bruselas para analizar la forma de reforzar la cooperación contra posibles amenazas. Cherif Kouachi, uno de los hermanos que mataron a 12 personas en el atentado contra la publicación satírica “Charlie Hebdo” el 7 de enero, fue enterrado antes de medianoche del sábado en un cementerio de Gennevilliers, un día después que su hermano mayor Said, cuyo funeral también se celebró en la máxima discreción, en Reims (noreste). La familia de Cherif, incluida su viuda, no acudió al entierro. Los hermanos fueron abatidos por las fuerzas de seguridad después de tres días de persecución policial, después de la matanza en la sede de la publicación “Charlie Hebdo”, que enfurece a numerosos musulmanes por publicar repetidamente caricaturas del profeta Mahoma, cuya representación es considerada ofensiva para el islam. En tanto, las protestas en varios países de mayoría musulmana tras la publicación en el último número de la revista transcurrieron sin grandes incidentes este domingo. En Pakistán, miles de personas salieron a la calle en varias ciudades para protestar contra “Charlie Hebdo” y quemaron símbolos franceses e imágenes de los caricaturistas, mientras que en Níger, donde diez personas fallecieron, la jornada cerró sin que se registraran más muertos o heridos.

Sigue la búsqueda de presunto líder yihadista en Bélgica


Comentarios


Europa continúa en estado de máxima alerta antiterrorista