Exfuncionario de San Antonio intenta evitar el juicio por la muerte del joven Gutierre

En el hecho la víctima falleció electrocutada en una cancha de fútbol del club Racing. Se juzga la responsabilidad del titular del área municipal que debía controlar.

Habría dos juicios por la muerte del joven. Contra el funcionario y contra el titular del club y quien alquilaba las canchas.

La defensa de Nicolás Murgiondo, el exfuncionario de San Antonio a cargo del área que debía controlar que estuviera en condiciones el club en el que murió electrocutado mientras jugaba al fútbol un adolescente de 16 años, busca evitar que se realice el juicio por incumplimiento de su rol, que se llevaría a cabo a partir del 21 de octubre.

Se trata del caso de Nicolás Gutierre, que murió trágicamente electrocutado en 2018, en el club Racing.

Ahora el abogado de Murgiondo, Emiliano Gallego, solicitó que se extinguiera la acción penal alegando que, para los delitos penados con multa, se suele contemplar el cese del juicio si previo al debate el monto de la multa por la contravención es abonado.

Sin embargo, debido a que, por el tenor de los hechos, la pena impuesta también podría incluir la inhabilitación para volver a ejercer cargos públicos, tanto la fiscalía como la querella se opusieron a ese planteo.

En este marco será el juez Carlos Dvorzak es el que deberá definir, en los próximos días, si acepta el planteo de la defensa y da por extinguida la acción penal, anulando la realización del debate.

O si desestima el pedido y el juicio se inicia tal cual lo previsto.

Cabe recordar que el hecho que promovió la intervención de la Justicia ocurrió el 23 de febrero del año pasado, poco después de las 21.

El joven estaba jugando un partido con sus amigos y se quedó “pegado” al alambrando del campo de juego. Su muerte por electrocución fue inmediata. Más tarde, se determinó a través de una pericia que la pérdida de corriente estaba en “la columna de alumbrado, donde había cables sueltos, sin aislar”.

Además de Nicolás Murgiondo están imputados Héctor Barilá (el presidente del Club Rácing) y Paulo Sandoval (quien alquilaba la cancha para los partidos).

El delito por el cual a ambos se los acusa es homicidio simple con dolo eventual.

Para el 21 de octubre está previsto que comience el debate oral y público contra el funcionario municipal.

En tanto que el debate oral y público que se sustanciará contra quienes se desempeñaban como consecionario de la cancha y presidente del club, comenzaría el 26 de noviembre.

El fiscal Juan Pedro Peralta, titular de la Unidad Fiscal Temática de delitos contra la administración pública, será quien encabece a la acusación pública.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Exfuncionario de San Antonio intenta evitar el juicio por la muerte del joven Gutierre