Femicidio: Calcagno dice que él no habló de drogas

El juez de garantías sostiene que fue Betiana Cendón quien hizo mención a "un ladrillo de marihuana" entre las pertenencias de Valeria Coppa.



Ricardo Calcagno, juez de Garantías, dio cuatro meses de plazo de investigación. (Archivo)

Ricardo Calcagno, juez de Garantías, dio cuatro meses de plazo de investigación. (Archivo)

El juez Ricardo Calcagno le dijo ayer a "Río Negro" que la versión de que entre las pertenencias de Valeria Coppa, asesinada de un disparo en la cabeza hace dos semanas, había "un ladrillo de marihuana", surgió de un informe que le dio por teléfono la fiscal Betiana Cendón. "Yo no hice nada mal y no tengo que defenderme de nada", aseguró el magistrado, que fue apartado de la causa. El único sospechoso del femicidio es Marcelo Cordi, expareja de la víctima, que está internado con un disparo en la cabeza, aparentemente autoinflingido.

"Me informó la fiscal que había un ladrillo de marihuana en la mochila de la víctima", dijo Calcagno.

De fuentes ligadas a la investigación pudo establecerse que la fiscal Cendón le transmitió por teléfono al juez Calcagno la información que le iba dando la Policía. En un principio, los que hallaron a la mujer caída creyeron que se trataba de un accidente, en las escalinatas de la Catedral.

Calcagno fue objetado por haberse excedido. Según el nuevo Código Procesal Penal, los jueces cumplirán actos propiamente jurisdiccionales y podrán intervenir a solicitud de las partes. “Está prohibido a los jueces realizar actos de investigación”, enfatizó el juez de juicio Gregor Joos cuando concedió la recusación.

El juez había ido al hospital a averiguar cómo era el estado de salud de Cordi, sin que ninguna de las partes de lo pidiera.


Comentarios


Femicidio: Calcagno dice que él no habló de drogas