Fiesta clandestina: dueños de un campo pagaron 150.000 pesos para evitar ser imputados

Habían alquilado el predio para un evento. Otros 39 detenidos pagaron 13.000 pesos respectivamente. Los 657.000 pesos recaudados se depositaron en una cuenta del hospital Ramón Carrillo de Bariloche.

La pareja abonó 150.000 pesos aunque negó que se hayan reunido unas 500 personas. Foto: archivo

La pareja abonó 150.000 pesos aunque negó que se hayan reunido unas 500 personas. Foto: archivo

Las personas detenidas por personal policial -a partir de una orden judicial- por concurrir a fiestas clandestinas en Bariloche pagaron desde 13.000 hasta 150.000 pesos para evitar que se les formularan cargos por el delito de violar las medidas de prevención para evitar la propagación de la pandemia, causada por el nuevo coronavirus.

Los fondos recaudados fueron depositados en una cuenta del hospital Ramón Carrillo de Bariloche. Hasta el viernes se habían recaudado 657.000 pesos. El último aporte lo hicieron los dueños de un campo, ubicado en las afueras de Bariloche, en el sector conocido como La Paloma. En ese predio, se organizó la noche del 6 de enero pasado una fiesta clandestina a la que concurrieron supuestamente, cerca de 500 personas, según estimaron en la Policía de Río Negro.

La pareja abonó 150.000 pesos, en un acuerdo alcanzado con la fiscal en feria Silvia Paolini que les propuso resolver el conflicto mediante la aplicación de lo que se llama un criterio de oportunidad.

Es una figura que prevé el Código Procesal Penal de Río Negro para resolver conflictos menores. Se aplica a personas que no tienen antecedentes penales. Tampoco se le concede a funcionarios públicos.

Las fuentes explicaron que los propietarios del campo alegaron que solo habían alquilado el predio a otras personas para un evento, pero que no sabían lo de la fiesta. De todos modos, negaron que se hayan reunido unas 500 personas, como trascendió durante el operativo policial que desbarató la fiesta la madrugada del 7 de enero último.

Fuentes judiciales explicaron que personal policial se enteró de que había una fiesta clandestina en ese campo por redes sociales y avisaron a la justicia. Desde la fiscalía pidieron a la Brigada Rural y la comisaría 36 de Dina Huapi que se dirijan a ese predio a verificar. Cuando los policías llegaron al lugar, los invitados huyeron. Como es un sector que no tiene buena señal de telefonía móvil, no se puedo coordinar un operativo para detener a los asistentes.

Con el pago de los 150.00 pesos evitaron que la fiscalía les formulara cargos y que sean sometidos a una investigación. Justamente, el criterio de oportunidad deja sin efecto la persecución penal y los expedientes se archivan.

Paolini y el fiscal adjunto en feria Gerardo Miranda aplicaron el mismo criterio con 39 turistas detenidos en dos fiestas que ocurrieron días atrás en esta ciudad. En una de las fiestas, personal policial detuvo a 24 jóvenes en una cabaña del barrio Tres Lagos. En la otra, arrestaron a 15 turistas en una vivienda del barrio Las Victorias. Todos debieron pagar 13.000 pesos para no ser acusados por la fiscalía.

Las fuentes explicaron que si los fiscales les formulaban cargos, los turistas recuperarían la libertad tras las audiencias y se marcharían de la ciudad, sin ningún problema porque son delitos menores.

Ayer, se desactivó otra fiesta clandestina en el barrio El Frutillar de esta ciudad, donde había unas 40 personas, según la información que difundieron desde la Policía de Río Negro.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Fiesta clandestina: dueños de un campo pagaron 150.000 pesos para evitar ser imputados