Figueroa: “La política no quiere meterse en los problemas de fondo”



#

“Estamos esperanzados de que esta etapa política termine”, confiesa con los dientes apretados y un sesgo de impotencia en su rostro. Jorge Figueroa, presidente de la Federación de Productores, asegura que no bajará sus brazos para poder poner al chacarero donde verdaderamente tiene que estar.

Sin embargo, en cada momento su conversación vuelve a la realidad: “Los productores estamos fundidos”, reitera cada vez que puede.

–¿Y si después de octubre del 2015 no hay cambios?

– Tiene que haber predisposición para poder cambiar esto. La realidad es que es tanta la necesidad y tan grande el desastre que ha dejado este modelo, que el gobierno hoy rehúye a la posibilidad de cualquier arreglo.

–¿Qué es lo que solicitan?

–Le debo confesar que lo que nos den nos viene bien, porque no tenemos absolutamente nada.

–¿Por qué no hay voluntad para cambiar?

–La política no quiere meterse en los problemas de fondo del productor. Ahora el gobernador quiere diseñar una política de Estado para la actividad. Bienvenida sea…

–¿Cuántas veces prometieron esto?

–Es real. Muchas veces escuchamos este tipo de promesas. Pero qué nos queda, adónde voy sin alguna esperanza. El flamante ministro de Agricultura, Casamiquela, nos invitó a una reunión en el Senasa convocando a todos los sectores de la actividad a un nuevo encuentro en el Ministerio de Agricultura para delinear los ejes para salir de todo esto. Estamos esperando todavía que nos llame. Resulta que en medio de esto, para llegar a ese encuentro, nos encontramos que debíamos adherir a ciertos convenios para los cuales no estamos preparados. Somos un sector fundido y nos dicen: “Mirá para reunirte en ese marco hay que firmar un convenio donde tenés que mejorar el empleo, la productividad, las especies que tenés en las chacras… y si estamos fundidos, no tenemos nada para poder llegar a lo que nos piden. Da pena y mucha angustia, porque hablan y hablan y no recibimos respuesta alguna a nuestros problemas.

–¿Qué le diría a la dirigencia política?

–Hoy en el Valle hay unos 2.500 productores. Hacia fines de los ‘90 y principios del 2000 sumábamos más de 9.000. Sólo eso, para tener una magnitud de lo que estamos sufriendo.


Comentarios


Figueroa: “La política no quiere meterse en los problemas de fondo”