Finales

Columna semanal



#

Miguel Briante

PALIMPSESTOS

No hubo después de Borges y sus reescrituras alguien que intentara el camino de la gauchesca. Hubo sí, un gran cuentista argentino, Miguel Briante (1944-1995, foto), quien fundó un espacio mítico, un lugar a donde todos confluyen, “lo de Arispe”, un boliche de pueblo, en el que hay parroquianos bebiendo o jugando, y al que siempre llega algún gaucho para contar o ser el mismo una historia. En ese boliche el tiempo casi no pasa o pasa muy lejos. Sus gauchos son seres lacónicos, metafísicos, dueños de un silencio granítico que se percibe cargado de violencia. El mismo autor en algún momento se ríe de sus criaturas y les llama “gauchos fumados”.

Y no hay mucho más. ¿En qué termina la larga y peculiar tradición gauchesca? En la caricatura y en la parodia, en el almanaque y en la historieta. En Molina Campos y en Fontanarrosa.

Florencio Molina Campos (1891-1959) caricaturiza el mundo de la gauchesca. Sus dibujos unen el costumbrismo rural con sus diferentes tipos de gauchos (el arriero, el pulpero, el rastreador, el domador, etc.), las mujeres, las reuniones sociales (la yerra, la doma, los bailes), las pulperías, los ranchos, sus caballos tan particulares con sus grandes dentaduras y el campo y sus cielos omnipresentes; con la caricatura. Todas sus creaciones están atravesadas por la mirada humorística. El mundo gauchesco de Molina Campos es un mundo grato, deformado por el dibujo aunque sin intención de ridiculizarlo o criticarlo, sino de recuperarlo desde la nostalgia y el humor.

Roberto Fontanarrosa (1944-2007) es quien a mi juicio cierra el ciclo. Su “Inodoro Pereyra, el renegau” es la parodia del gaucho y del género. Lo que muestra la historieta es un trabajo muy esmerado con el lenguaje, se intenta reproducir hasta la exageración la jerga gauchesca, sus dichos y el autor utiliza la ironía, el equívoco, el sentido literal y no el figurado; todo esto para provocar el humor. Así tenemos el siguiente diálogo: “-Me han dicho que es el último gaucho, Pereyra. -¡Ahijuna con la lobuna! ¡No sabía que era carrera mi amigo! ¿Y quién salió primero?”.

Quizás la respuesta a la pregunta de Inodoro sea Bartolomé Hidalgo, y con ello el círculo de la gauchesca estaría cerrado.

Néstor Tkaczek

ntkaczek@hotmail.com


Comentarios


Finales